Consejos para pasar el Tribunal Médico

Consejos para pasar el Tribunal Médico

Si te enfrentas por primera vez a un Tribunal Médico, o si acudes a una revisión de grado, es muy probable que te sientas inseguro y con muchas dudas. No es para menos, ya que es mucho lo que te juegas. De su resolución final dependerá que te sea concedida la incapacidad laboral y su prestación económica.

En este artículo queremos darte una serie de consejos y recomendaciones para que pases el trámite con las mayores garantías.

Pero empecemos por lo más básico.

QUÉ ES UN TRIBUNAL MÉDICO

El Tribunal Médico es una parte del procedimiento para el reconocimiento de una incapacidad laboral permanente. Está dirigido por el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI o denominación análoga dependiendo de cada Comunidad Autónoma), que es un organismo del Instituto Nacional de la Seguridad Social (o de la Consejería de Sanidad en Cataluña, por ejemplo) y que se encarga de evaluar y revisar las solicitudes de prestaciones por incapacidad laboral.

Se trata de un proceso obligatorio para cualquier persona con una enfermedad común o profesional que desee solicitar una prestación por incapacidad laboral permanente.

El Equipo de Valoración de Incapacidades está compuesto por médicos y representantes de la Seguridad Social (un presidente y cuatro vocales), que serán los encargados de valorar el estado y la prestación del solicitante. Ellos determinarán qué prestaciones económicas puede recibir o qué trabajos puede desempeñar y cuáles no.

El EVI eleva sus dictámenes al Director Provincial del INSS para que sea éste el que decida, aunque esto es una mera formalidad.

La citación para pasar el Tribunal Médico suele llegar por correo certificado aunque en muchas ocasiones se comunica por correo ordinario, SMS o incluso por vía telefónica.

INFORME DE SÍNTESIS DEL TRIBUNAL MÉDICO

El informe de síntesis es el informe que elabora el médico evaluador de la incapacidad permanente o el Tribunal Médico. En él se contemplarán aspectos tales como:

  • Antecedentes patológicos y médicos.
  • Enfermedades o patologías actuales.
  • Juicio diagnóstico y valoración.
  • Tratamientos efectuados.
  • Evolución y circunstancias sociolaborales.
  • Posibilidades terapéuticas y rehabilitadoras.
  • Limitaciones orgánicas y funcionales.

Con todo ello, el EVI formulará el dictamen-propuesta, que es un documento que recoge toda la documentación generada en la solicitud de incapacidad y la aportada por el paciente, así como las actividades profesionales previas del solicitante.

CUÁNTO TIEMPO TARDA EL TRIBUNAL MÉDICO EN DAR LA RESOLUCIÓN

La resolución de aceptación o denegación de la incapacidad permanente tiene que ser notificada por escrito en un plazo máximo de 135 días (incluido el plazo de reclamación previa a la vía judicial), siendo habitual que esto ocurra en un plazo mucho más corto que el máximo legal contemplado (entre 30 y 45 días, aproximadamente). Si transcurrido ese período de tiempo no se ha recibido ninguna notificación, se debe considerar desestimada por silencio administrativo.

Pero no debes perder la esperanza. Es muy común que el INSS te deniegue en primera instancia la incapacidad o te otorgue un grado inferior al que esperabas, salvo que tus lesiones sean muy graves e incapacitantes. En tal caso, siempre te queda la opción reclamar por la vía administrativa o judicial, para lo que te recomendamos ponerte en manos de unos abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

QUÉ PREGUNTAS TE HACEN EN UN TRIBUNAL MÉDICO

Si es tu primera vez, seguro que estarás nervioso ante la incertidumbre de lo que te vas a encontrar. En realidad, si acudes a la cita con tus informes médicos bien documentados y ordenados, el proceso se te hará más fácil y llevadero de lo que probablemente esperes. Aun así, tienes que estar preparado ante cualquier pregunta “algo rebuscada” que te puedan formular. Procura en la medida de lo posible mantener la calma y contestar a todo lo que te pregunte el valorador médico.

Algunas de las preguntas que te pueden hacer en un Tribunal Médico son:

  • ¿Qué tal te encuentras?
  • ¿Has mejorado de tu enfermedad o lesión en el tiempo que llevas de baja?
  • ¿Has venido solo o acompañado?
  • ¿En qué puesto trabajas?
  • ¿Qué tipo de tareas solías realizar a diario?

En algunos casos este cuestionario se acompañará de un examen físico.

CÓMO SE PASA UN TRIBUNAL MÉDICO

Lo primero que tienes que saber es que le han puesto un nombre, TRIBUNAL, que nos hace ir aún más nerviosos de lo que solemos acudir al médico.

En realidad, el famoso Tribunal Médico consiste en una entrevista personal con un médico evaluador que suele ser un médico generalista que ha accedido a la plaza por oposición.

Este médico va a ver todo tipo de casos: desde psiquiátricos, pasando por cardiacos, oftalmológicos, traumatológicos y de toda clase. En consecuencia, es imposible que sea especialista en todas las áreas, por lo que, en muchos casos, no sabrá más de lo que tú mismo sabes de tu propia enfermedad. Así que tranquilo, céntrate en lo que te pasa, en qué limitaciones ocasionan las secuelas de tus patologías y describe tu día a día.

Este médico evaluador hará su informe y luego será el Equipo de Valoración de Incapacidades el que resuelva. No siempre lo que dice el médico evaluador es ratificado luego por el EVI, así que también hay que estar atento a este tema.

Es importante que seas COHERENTE con los informes que aportes al Tribunal Médico, y para eso debes conocerlos y haberlos preparado bien con antelación.

No hay que hacer mucho caso a lo que te cuenten unos y otros; es decir, NO HAY QUE EXAGERAR NI MENTIR, pero TAMPOCO ES EL DÍA DE SER UN SUPERHÉROE demostrando los esfuerzos de superación que realizas a diario y ocultando lo que realmente te pasa.

También es importante recordar que no existe un estándar de Tribunal Médico. Depende de cada Comunidad Autónoma, de cada provincia y de cada médico evaluador.

El Tribunal Médico puede durar desde un minuto con un "buenos días, déjeme los informes y ya recibirá noticias nuestras", hasta un "tercer grado" en el que se incluyen a veces incluso preguntas "enrevesadas" que debes saber cómo contestar para evitar que se “agarren” a tus respuestas para denegar la prestación que te corresponde.

Por otro lado, hay casos de médicos encantadores, pro paciente, así como otros que piensan que el que se sienta delante está intentando siempre engañarles. Obviamente, también hay términos medios. Y, como de costumbre, ya que todos somos humanos, también depende del día que tenga el médico, de si tiene mucha saturación y carga de trabajo, etc.; es decir, depende de muchos factores. Por eso hay que preparar “un traje a medida” de cada caso y de cada paciente.

En este sentido, y aunque lo normal es encontrarnos términos medios, nuestro consejo es prepararse para el escenario más complejo, ya que así sabrás salir del paso de cualquier pregunta a la que, por inexperiencia o nervios, quizá contestes de forma inadecuada y pueda lastrar tu procedimiento.

Consejos prácticos

En resumen, para salir airoso del Tribunal Médico, te recomendamos seguir estos sencillos consejos prácticos:

  • Lleva contigo los informes médicos que se hayan registrado con la solicitud y los nuevos actualizados en caso de haberse producido entre el registro de la solicitud y el día del tribunal médico.
  • Ve siempre con la verdad por delante.
  • Sé sincero y coherente con las enfermedades o dolencias que padeces.
  • No exageres, pero tampoco niegues, ocultes o rebajes la intensidad de tus síntomas y la gravedad de las limitaciones.
  • No intentes engañar a tu médico evaluador. Si, por ejemplo, tu afección te obliga a caminar con ayuda de un bastón, que no te dé vergüenza llevarlo a la consulta, pero, repetimos, siempre que sea una necesidad real.
  • Accede de buen grado a sus peticiones. Si te propone realizar algún ejercicio o movimiento durante la exploración física (algo habitual si padeces alguna patología como artrosis cervicalespondilitis anquilosante) como agacharte, girar el cuello o levantar una pierna, no te niegues.
  • MUY IMPORTANTE: el médico evaluador, por muy amable que sea, no es tu amigo, así que cuando detalles lo que te ocurre debes centrarte en tus patologías, sus secuelas y cómo te afectan a tu vida laboral y a ciertas actividades básicas de tu vida diaria, en caso de que se trate de una gran invalidez.
  • También ten presente que, aunque después de la entrevista tenga claro si te va a conceder o no la incapacidad, nunca te dará la confirmación ese mismo día.

Así que ya sabes, déjate asesorar por un buen profesional que te ayude a preparar muy bien tus informes, que te diga cuáles debes llevar y cuáles no aportan valor, y a ser coherente con ellos en el Tribunal Médico.

Compartir en redes: