Abogados Especialistas en Discapacidad

¿Necesitas que se te reconozca un grado de discapacidad y su correspondiente certificado? En Fidelitis tenemos a los mejores abogados especialistas en discapacidad de Madrid y en toda España, incluidas las islas. Resolvemos tus dudas sobre los requisitos legales y beneficios fiscales, te asesoramos en todo momento y tramitamos tu solicitud para que obtengas todos los beneficios que te correspondan.
Shadow
Slider

La discapacidad (antes denominada minusvalía) es aquella deficiencia física o mental de la persona que le impide desarrollar su vida de forma normalizada, plena y efectiva, en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad. Así pues, el término discapacidad engloba tanto las afectaciones físicas como las psíquicas o intelectuales.

Si éste es tu caso, es importante que sepas que puedes solicitar que te sea reconocida una discapacidad, con lo cual podrás optar a numerosos beneficios y romper las barreras de desigualdad.

Las enfermedades genéticas, crónicas y degenerativas que provocan pérdida de visión y ceguera legal, o hipoacusia y sordera total en ambos oídos, casi siempre son merecedoras de un grado de discapacidad del 65% o más. Así pues, si, por ejemplo, tienes una discapacidad auditiva por cofosis, podrías solicitar una pensión no contributiva.

No hay que confundir discapacidad con incapacidad laboral permanente. La incapacidad laboral permanente mide cómo afectan las patologías presentes o las que ya tuvieses en el momento que empezaste a cotizar y que actualmente se han visto agravadas impidiendo desarrollar tu trabajo o cualquier otro con normalidad. El certificado de discapacidad mide cómo afectan a tu vida cotidiana las patologías pasadas y presentes sin importar el momento en el que padeciste la patología.

¿QUIÉN VALORA Y DETERMINA LOS GRADOS DE DISCAPACIDAD?

Certificado de discapacidad

La valoración del grado de discapacidad la realizan los EVO (Equipos de Valoración y Orientación u organismo análogo en cada Comunidad Autónoma ya que se trata de una competencia transferida a las mismas), un organismo competente integrado por médicos, psicólogos y trabajadores sociales.

El certificado de discapacidad pretende compensar las desventajas sociales que surgen como consecuencia de una discapacidad (anteriormente llamada minusvalía). Nuestros abogados expertos en discapacidad te asesorarán para su obtención.

 

ABOGADOS PARA DISCAPACITADOS

Si estás buscando los mejores abogados para discapacitados (actualmente denominados personas con discapacidad), ningún otro despacho jurídico cuenta con la experiencia y el porcentaje de éxito de Fidelitis, ni con el aval de las más de 500 asociaciones de enfermedades raras, graves y discapacitantes con las que colaboramos.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad y nuestros peritos médicos te asesorarán sobre los beneficios que representa obtener un grado de discapacidad, como pueden ser la adaptación del puesto de trabajo, la asistencia sanitaria y prestación farmacéutica, la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, el acceso a una vivienda de protección pública, las medidas de fomento del empleo para personas con discapacidad, la jubilación anticipada o el derecho a una pensión no contributiva.

 

FAQS SOBRE GRADOS Y CERTIFICADO DE DISCAPACIDAD

El Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, es el instrumento legal que regula en el Estado Español la calificación legal de discapacidad (su reconocimiento, declaración y calificación del grado), así como el establecimiento de los baremos aplicables, la determinación de los órganos competentes para realizar dicho reconocimiento y el procedimiento a seguir.

Para que te sea reconocida una discapacidad debes padecer una discapacidad física, psíquica, intelectual o sensorial, o una enfermedad incapacitante o crónica grave. Es importante aclarar que se tiene en cuenta, no la patología en sí misma, sino la repercusión de las secuelas que afectan a la vida diaria en función de las circunstancias personales de cada uno: edad, situación económica y familiar, etc. El Equipo de Valoración y Orientación (formado por un médico, un asistente social y un psicólogo), teniendo en cuenta los informes médicos aportados y la entrevista personal que se realizará con el equipo, determinará el tipo y grado de discapacidad, las puntuaciones (y si es preciso la ayuda de tercera persona) y las dificultades de movilidad para utilizar los transportes públicos entre otros.
El certificado de discapacidad (anteriormente denominado de minusvalía) es un documento administrativo que acredita el reconocimiento del grado de discapacidad en función de la puntuación obtenida una vez analizada la deficiencia o deficiencias. El certificado de discapacidad servirá para satisfacer necesidades personales y/o sociales, facilitando el acceso a determinados beneficios y derechos que se ofrece a las personas con discapacidad.
Debe alcanzarse un grado de discapacidad mínimo del 33% para tener la condición de persona con discapacidad, y dicha discapacidad debe certificarse por el órgano competente de cada Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en Madrid será la Dirección General de Atención a Personas con Discapacidad, perteneciente a la Consejería de Políticas Sociales y Familia, el que emitirá la correspondiente resolución sobre el grado de discapacidad. La resolución tiene validez en todo el Estado español, si bien debe tramitarse la debida homologación en cada Comunidad Autónoma en la que vayas a residir. Con un grado de discapacidad del 65% o superior puedes tener acceso a pensiones no contributivas, y si llega hasta el 75%, se considerará discapacidad cualificada o gran discapacidad, siempre que exista dependencia y necesidad de ayuda de una tercera persona para los actos básicos de la vida diaria.
Según el grado de discapacidad otorgado, tendrás acceso a diferentes ayudas de las administraciones públicas, llegando incluso a la exención en determinados impuestos. Entre otros beneficios, podrás disfrutar de:
  • Ahorros fiscales: en la retención del IRPF se incrementan los ahorros fiscales si se llega o supera el 65%.
  • Acceso a puestos de trabajo reservados a personas con discapacidad: las empresas de más de 50 empleados tienen la obligación legal de emplear al 2% de su plantilla con discapacidad y, a su vez, las empresas obtienen beneficios fiscales.
  • Flexibilidad para asistencia al Colegio y/o realización de exámenes
  • Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica.
  • Subsidio de movilidad y compensación para gastos de transporte.
  • Prestaciones familiares: asignación económica por hijo o menor con discapacidad acogido a cargo, o mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 65%.
  • Tratamientos rehabilitadores y de apoyo.
  • Acceso a viviendas de protección oficial.
  • Ampliación del período de descanso por maternidad en los supuestos de discapacidad del hijo o menor acogido.
  • Necesidad de ayuda de terceras personas para desplazamiento a lugar de trabajo, movilidad reducida, necesidad de vivienda adaptada, etc.
  • Tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida.
  • Jubilación anticipada por coeficientes reductores.
  • Reducción de jornada remunerada por cuidado de hijo con discapacidad.

En el caso de que la Comunidad Autónoma dicte resolución negativa de la reclamación previa, tendrás  la posibilidad de reclamar, en un plazo de 30 días, ante el Juzgado de lo Social.

Como las competencias están derivadas a las Comunidades Autónomas existen diferencias tanto en las prestaciones como en el acceso a las mismas que debes consultar en cada caso.

Aunque en la teoría esto debería ser así, lo cierto es que no siempre ocurre, incluso dentro de una misma Comunidad Autónoma dos personas con la misma patología pueden tener grados distintos.

Por ello, es fundamental que antes de iniciar el expediente consultes con nuestros abogados especialistas en discapacidad para evitar estas situaciones.

No, aunque tu grado de discapacidad sea muy elevado. En ningún caso un grado de discapacidad garantiza una pensión por incapacidad laboral. Son dos procesos distintos, si piensas que puedes tener derecho a una pensión por incapacidad laboral tendrás que solicitarlo a través del organismo competente (INSS, MUFACE, etc).