ABOGADOS ESPECIALISTAS EN INCAPACIDADES LABORALES

¿Quieres solicitar una pensión por incapacidad laboral permanente y no sabes cómo hacerlo o qué cuantía te corresponde? En Fidelitis luchamos por tus derechos, te asesoramos y te ayudamos para obtener el mayor importe posible que te corresponda.
Shadow
Slider

¿Dejarías en manos inexpertas tu seguridad, tranquilidad o tu presente y futuro económico? Un asunto tan importante y delicado como tu pensión por incapacidad laboral requiere de los mejores abogados especialistas en este área.

En Fidelitis somos expertos en Derecho Laboral y Seguridad Social, en especial en obtención de prestaciones por incapacidad permanente y estamos comprometidos con la protección de los derechos de las personas con enfermedades graves o incapacitantes. Tenemos más de 15 años de experiencia en Consultoría Legal en esta rama,  somos número uno a nivel nacional en este segmento por volumen de casos anuales y porcentaje de casos ganados.

El mejor consejo que podemos darte: no cometas errores por falta de información. No pongas en riesgo tu presente y futuro económico. Acude a unos abogados con experiencia demostrada y pide asesoramiento.

¿QUIERES SABER POR QUÉ SOMOS LÍDERES A NIVEL NACIONAL EN TRAMITACIÓN Y OBTENCIÓN DE PENSIONES POR INCAPACIDAD LABORAL?

Encontrarás muchos abogados y despachos legales que te dirán que son los mejores o que su porcentaje de éxito es el más alto pero nadie les avala, simplemente es su palabra.

Las asociaciones e instituciones más serias y prestigiosas nos avalan. Algunas de ellas de la talla de  Federación Española de Enfermedades RarasFEDER, la Asociación Española contra el CáncerAECCComité Español de Representantes de Personas con DiscapacidadCERMIFundación TelefónicaFundación Juan XXIIIFundación Lesionado MedularAsociación para la Defensa de las Personas con DiscapacidadASDEDISFederación de Enfermos RenalesALCER... y así hasta casi 500 instituciones provinciales y nacionales.

Todas ellas tienen un acuerdo de colaboración firmado con FIDELITIS para que defendamos los derechos sociolaborales, y en especial la obtención de pensiones por incapacidad laboral para sus asociados. Es una de las mayores preocupaciones de sus socios. Estas instituciones no nos darían su confianza si FIDELITIS no fuera el líder en este área.

Compromiso social

Compromiso social

Colaboramos con casi 500 instituciones de apoyo a las personas con discapacidad y enfermedades graves.

Asesoramiento gratuito

Asesoramiento gratuito

Para nosotros eres un cliente único y muy importante, una persona que requiere una atención personalizada de máxima calidad y sensibilidad. No queremos que el dinero sea una barrera para que accedas a una información veraz, te informamos de las mejores opciones y posibilidades para la obtención de las prestaciones que te correspondan. Todo ello sin coste alguno.

Honorarios transparentes

Honorarios transparentes y a éxito

Sólo cobramos si ganamos. Percibimos nuestros honorarios solamente si obtienes una resolución favorable en cualquier fase del procedimiento. Tu tranquilidad económica es nuestro éxito. Y si no ganamos, no tienes que pagar ni un solo euro, así de sencillo y transparente.

Garantía de éxito

Garantía de éxito

No encontrarás otros abogados a nivel nacional con mayor porcentaje de éxito y avalados por las instituciones de prestigio con las que colaboramos.

¿QUÉ ES LA INCAPACIDAD LABORAL?

La Seguridad Social regula diferentes tipos de incapacidad laboral. Hay que distinguir entre incapacidad temporal (la que comúnmente denominamos baja laboral) y la incapacidad permanente.

La incapacidad laboral temporal es un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador esté impedido para trabajar y mientras recibe asistencia sanitaria. Esa imposibilidad de trabajar es, por definición, temporal y con un plazo máximo de duración. Después del tratamiento médico, debe poder reincorporarse a su trabajo con normalidad.

Las causas pueden ser las mismas que para la incapacidad permanente:

  • Enfermedad común.
  • Enfermedad profesional.
  • Accidente laboral.
  • Accidente no laboral.

Dependiendo de cuál sea la causa, se exigen unos requisitos u otros para poder acceder a la baja médica y también varía la cuantía percibida.

La incapacidad laboral permanente se da cuando un trabajador, después de haber estado sometido a tratamiento médico o derivado de accidente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves que disminuyen o anulan su capacidad laboral hasta el punto de impedir el correcto ejercicio de su actividad profesional, y en ocasiones cualquier tipo de trabajo.

Por ejemplo, un trabajador que padezca una enfermedad ocular grave y degenerativa, como puede ser la retinosis pigmentaria, susceptible de acabar en ceguera total, tendrá derecho a una incapacidad permanente por baja visión y agudeza visual.

Aunque no existen datos oficiales, actualmente se estima que la Seguridad Social deniega más del 90% de las solicitudes de pensiones por incapacidad laboral permanente que se presentan anualmente. Contar con un abogado especialista que te guíe y te asesore es fundamental para obtener lo que por derecho te corresponde.

Los autónomos también tienen derecho a cobrar una prestación por Incapacidad Temporal o Permanente, pero para ello tienen que cumplir una serie de requisitos, y aun así verán limitado el acceso a ciertas coberturas, según el grado de invalidez que presenten.

GRADOS DE INCAPACIDAD PERMANENTE

En función de la gravedad y de la merma en la capacidad para desempeñar tu trabajo, existen 4 grados de incapacidad permanente (en orden de menor a mayor incapacidad) y cada una de ellas da derecho a un tipo de prestación diferente (clic a conocer cuantías y requisitos):

Sin alcanzar el grado total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para la profesión habitual, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

Inhabilita al trabajador para la realización de la totalidad o de las principales tareas de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

Dentro de este grado, puede calificarse como incapacidad permanente total cualificada cuando el beneficiario tenga 55 años o más, circunstancias profesionales, personales o sociolaborales que hagan difícil encontrar un nuevo empleo. En los casos en los que no tenga empleo se incrementará en un 20 % la pensión ya percibida.

Incapacita al trabajador para realizar de forma digna y sin que suponga un sobreesfuerzo continuado cualquier oficio o profesión.

Es suficiente con que el sujeto no pueda desempeñar ningún trabajo en atención a un mínimo de rendimiento, eficacia y profesionalidad.

Es aquélla en la que, además de incapacitar al trabajador para desarrollar cualquier tipo de trabajo, precisa de la ayuda de una tercera persona (amigo, familiar, etc.) para los actos más básicos de la vida diaria como comer, ducharse, vestirse o similares. Sólo con el reconocimiento de la necesidad de una tercera persona para alguna de ellas y aunque no sea de forma continuada, podría ser suficiente.

¿TENGO DERECHO A UNA INCAPACIDAD LABORAL?

Aunque muchos abogados te dirán que es necesario estar de baja para poder acceder a una pensión por incapacidad laboral, te informamos de que no es cierto.

Muchas personas que están sufriendo una o distintas enfermedades y no solicitan la baja por distintos motivos como, por ejemplo, miedo a que el empleador les despida, revelar su situación médica, posible reducción en los ingresos, etc. piensan o están mal asesorados y creen que no pueden solicitar y obtener la pensión por incapacidad laboral.

Por supuesto, si estás de baja y tus capacidades laborales se han visto mermadas, aunque no hayas agotado los plazos de baja, también puedes solicitar tu prestación por incapacidad laboral. Es más, en muchos casos es incluso preferible no agotarlos y comenzar con los trámites de la solicitud. Puedes encontrarte en una situación en la que la inspección médica te obligue a coger el alta sin que hayas recuperado totalmente tus capacidades laborales.

No dejes en manos de la Seguridad Social los tiempos de tu procedimiento. Éste es nuestro consejo.

¿Has sufrido un accidente laboral?

¿Padeces una enfermedad crónica?

¿La Seguridad Social te ha retirado la pensión por incapacidad o te ha rebajado el grado de incapacidad?

¿Te han denegado la solicitud de pensión por incapacidad laboral?

¿Te corresponde un grado de incapacidad laboral superior?

Si te reconoces en cualquiera de estos casos, puedes ponerte en contacto con nosotros de manera totalmente gratuita y exponernos tu situación. Juntos buscaremos la solución más idónea para ti.

En Fidelitis disponemos de los mejores medios técnicos y humanos para ofrecerte todas las garantías para solicitar una pensión por incapacidad laboral permanente y obtener las prestaciones económicas más elevadas a que tengas derecho. Nuestro equipo te acompañará durante todo el proceso, tanto en vía administrativa como judicial, sin necesidad de desplazarte a nuestras oficinas. Estarás asesorado en todo momento por nuestros abogados laboralistas desde la comodidad de tu hogar. Nosotros nos encargamos de todo.

CÓMO FUNCIONA EL PROCESO DE SOLICITUD DE UNA PENSIÓN POR INCAPACIDAD LABORAL PERMANENTE

En Fidelitis nos hacemos cargo de todo el proceso para que no tengas que preocuparte de nada.

Informes y pruebas médicas

1

Estudiamos la viabilidad de tu caso revisando informes, pruebas médicas, vida laboral, etc. En caso de ser necesario, te indicaremos qué informes o modificación de informes requerimos para incrementar las posibilidades de éxito. Si el caso no es viable, te informaremos de forma totalmente gratuita para que no pierdas el tiempo ni te frustres en el intento.
Trámites administrativos en la Seguridad Social

2

Nos encargamos de las gestiones y trámites administrativos ante la Seguridad Social,  para que estés perfectamente orientado a la hora de pasar el tribunal médico.
Vía judicial

3

Si la resolución no es favorable en la vía administrativa, acudimos a la vía judicial para que un juez reconozca tus derechos. Y todo ello sin coste para ti hasta obtener una resolución positiva.
Sentencia del juez

4

El juez resolverá y dictará sentencia. Si el fallo es favorable, obligará a la Seguridad Social al reconocimiento de la incapacidad laboral permanente del trabajador. Y si la Seguridad Social recurre el fallo, nosotros seguiremos luchando para que tus derechos sean reconocidos hasta agotar todas las vías, incluido el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo de Derecho Humanos si fuera necesario.
Informes y pruebas médicas

1- Estudiamos la viabilidad de tu caso revisando informes, pruebas médicas, vida laboral, etc. En caso de ser necesario, te indicaremos qué informes o modificación de informes requerimos para incrementar las posibilidades de éxito. Si el caso no es viable, te informaremos de forma totalmente gratuita para que no pierdas el tiempo ni te frustres en el intento.

Trámites administrativos en la Seguridad Social

2- Nos encargamos de las gestiones y trámites administrativos ante la Seguridad Social,  para que estés perfectamente orientado a la hora de pasar el tribunal médico.

Vía judicial

3- Si la resolución no es favorable en la vía administrativa, acudimos a la vía judicial para que un juez reconozca tus derechos. Y todo ello sin coste para ti hasta obtener una resolución positiva.

Sentencia del juez

4- El juez resolverá y dictará sentencia. Si el fallo es favorable, obligará a la Seguridad Social al reconocimiento de la incapacidad laboral permanente del trabajador. Y si la Seguridad Social recurre el fallo, nosotros seguiremos luchando para que tus derechos sean reconocidos hasta agotar todas las vías, incluido el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo de Derecho Humanos si fuera necesario.

Si estás pensando en presentar la solicitud por tu cuenta, nuestro consejo es que primero te asesores con alguien especializado. Ten en cuenta que de todo lo que registres en la solicitud, lo que digas en el tribunal médico, tu actitud y hasta de tu presencia va a quedar rastro, algo que puede afectar de forma importante a todo el proceso. De ahí la necesidad de estar bien asesorado desde el primer momento, desde antes incluso de registrar la solicitud.

No pongas en riesgo tu presente y futuro económico por afrontar este tipo de procedimientos sin saber a lo que te enfrentas. Cualquier error voluntario o involuntario, por leve que sea, marcará el desenlace de tu expediente.

¿QUIERES SABER EL IMPORTE QUE TE CORRESPONDE AL SOLICITAR TU PENSIÓN POR INCAPACIDAD LABORAL?

Con nuestra calculadora podrás saber a cuánto asciende tu pensión de incapacidad permanente total para profesión habitual, incapacidad absoluta o cualquiera que sea tu grado.

Introduce aquí estos datos y te diremos una estimación de tu pensión:

*Solo números, sin puntos o comas.

Calcular pensiones por incapacidad laboral
TOTAL:

*Importe aproximado calculado en base a la esperanza media de vida en España y un IPC anualizado del 2%. Si deseas conocer las cifras exactas de tu pensión contacta con nosotros.

EN FIDELITIS SOMOS ABOGADOS ESPECIALISTAS EN

ÚLTIMAS SENTENCIAS GANADAS

En Fidelitis nos enorgullecemos de haber ayudado a tantas personas con graves problemas de salud y en situación de desamparo jurídico a que les fuera reconocida su discapacidad o incapacidad laboral junto con la pensión correspondiente.

TESTIMONIOS

CASOS DE ÉXITO

Lali acudió a Fidelitis tras obtener una resolución negativa de incapacidad por parte de la Seguridad Social. Hoy ya tiene reconocido el grado de Gran Invalidez, y no puede estar más feliz.

ENTIDADES COLABORADORAS

FAQS SOBRE INCAPACIDAD PERMANENTE

Para solicitar una incapacidad laboral permanente es necesario iniciar la tramitación de un expediente ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (u organismo análogo si se trata de funcionarios, militares, etc.), aportando los informes médicos oportunos que demuestran la dificultad o imposibilidad del trabajador para realizar sus tareas.

En función del grado de incapacidad laboral que te concedan cobrarás más o menos importe.

Factores que se tienen en cuenta:

  • La base reguladora.
  • La causa (no es igual una enfermedad común que un accidente profesional).
  • El grado de incapacidad laboral concedido.
  • Además, es necesario tener un período de cotización mínimo, que también dependerá de la causa de la incapacidad.

Es una notificación en la que el organismo correspondiente (INSS, Mutua o similar) informa de que se va a iniciar un procedimiento administrativo para evaluar si el solicitante se encuentra sujeto o no a una incapacidad laboral permanente.

Ello no implica en ningún modo que se le vaya a reconocer tal situación (de hecho la mayoría acaba en alta médica o en prórroga de la baja laboral), ya que dependerá de la valoración médica y de la resolución final que se dicte en dicho procedimiento administrativo.

Los responsables de la valoración de tu expediente (el equipo de valoración de incapacidades u organismo análogo en cada caso) disponen de un plazo máximo de 135 días hábiles para emitir una resolución en vía administrativa, incluida la reclamación previa. Estos plazos varían un poco si no es la Seguridad Social el organismo competente.

Desde que se presenta la solicitud hasta que se ponen en contacto para pasar el tribunal médico el plazo medio (aunque depende de muchos factores como en qué Comunidad Autónoma se presenta, la fecha, el grado de saturación, etc.) suele ser de 30-45 días.

Desde el tribunal médico hasta que se emite la resolución el período medio suele ser de 30-45 días.

Si la resolución no es favorable o no estamos de acuerdo con el grado de incapacidad laboral permanente con el que se ha resuelto, podemos interponer reclamación previa a la vía judicial en el plazo de 30 días hábiles desde el día siguiente a la comunicación fehaciente de la resolución.

La Seguridad Social tiene un plazo de 45 días hábiles para contestar a la reclamación previa interpuesta. A partir de la resolución de la misma, si no fuera favorable o por silencio administrativo (si no responden en ese plazo) se abre la vía judicial y hay que presentar demanda en la vía de lo social en un plazo máximo de 30 días desde el día siguiente a la comunicación efectiva de la resolución.

Desde que se presenta la solicitud hasta que se ponen en contacto para pasar el tribunal médico el plazo medio (aunque depende de muchos factores como en qué Comunidad Autónoma se presenta, la fecha, el grado de saturación, etc.) suele ser de 30-45 días.

Tras el juicio la sentencia suele salir en una media de 30-45 días, y a partir de ahí se abre un período de 5 días para anunciar recurso y de 10 días para formalizarlo tanto por nuestra parte, si no estamos conformes con el resultado de la sentencia, como por parte de la Seguridad Social, si quieren recurrir un resultado favorable a nuestros intereses.

El plazo medio de resolución de un recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia cuando es admitido a trámite es de 9-12 meses, y, a partir de ahí , sólo cabe acudir al Tribunal Supremo con un plazo de 10 días para anunciar recurso de casación de unificación de doctrina y de 15 para formalizarlo.

Si el Supremo admite a trámite el recurso de casación el período medio de resolución está en 12-18 meses. Aquí se agota la vía judicial de lo Social y se podría abrir en su caso un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por violación de derechos fundamentales y, de no ser admitido a trámite, podría ya acudirse al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que se reconozcan los mismos.

Existe una larga lista de enfermedades que potencialmente pueden provocar una incapacidad laboral permanente, pero la realidad es que la Legislación Española se basa en las secuelas y no en los diagnósticos. Según cómo afecten las secuelas de una o más patologías a la capacidad laboral de cada individuo, todas las enfermedades sin posibilidad de mejora pueden ser causantes de una incapacidad laboral permanente.