Discapacidad e Incapacidad Permanente por Fibromialgia

En Fidelitis contamos con los mejores abogados especialistas en fibromialgia y fatiga crónica. Déjanos estudiar la viabilidad de tu caso y te asesoraremos sobre el grado de discapacidad o de incapacidad permanente que puedes llegar a obtener, así como la pensión que te correspondería.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA FIBROMIALGIA

Definición de fibromialgiaLa fibromialgia es una enfermedad reumática crónica que se caracteriza por producir un dolor generalizado del sistema musculoesquelético acompañado de fatiga y cansancio extremo, disminución de la capacidad funcional, alteraciones cognitivas y del sueño y mal estado de ánimo.

Las personas con fibromialgia suelen ser más sensibles al dolor. De hecho, los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones al afectar al modo en que el cerebro procesa las señales de dolor.

La frustración de afrontar una enfermedad a menudo tan incomprendida como la fibromialgia también puede causar depresión y ansiedad. A muchos pacientes se les puede llegar a ignorar, tachándoles de exagerados. Esto ha generado muchos problemas judiciales en el ámbito laboral.

Aunque todo hace indicar que su origen es neurológico, no se han encontrado evidencias orgánicas demostrables, por lo que es su sintomatología en conjunto la que la define y caracteriza.

En ocasiones, los síntomas comienzan después de haber sufrido un traumatismo físico, una cirugía, una infección o un episodio de estrés psicológico. En otros casos, los síntomas se van acumulando gradualmente con el tiempo, sin que exista un suceso desencadenante.

Recientes investigaciones han revelado que existe una alteración del sistema neurológico que lleva a un mal funcionamiento de las vías del dolor, modificando la percepción del mismo y produciendo otros trastornos asociados, como la falta de sueño o el agotamiento.

La fibromialgia puede desarrollarse a cualquier edad en ambos sexos, aunque es más frecuente en mujeres entre los 20 y los 50 años. Se estima que en España afecta a casi un 3% de la población adulta, y representa un 5% de las consultas de atención primaria y hasta un 20% de las consultas de reumatología.

CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA

Causas de fibromialgiaNo se conoce la causa exacta de la fibromialgia (es una enfermedad idiopática), pero sí se sabe que su etiología responde a un aumento anormal en los niveles de ciertos químicos en el cerebro que transmiten señales de dolor: los neurotransmisores. Además, los receptores de dolor del cerebro parecen desarrollar una especie de memoria y se vuelven más sensibles, de tal manera que pueden reaccionar de forma desproporcionada ante las señales de dolor.

La fibromialgia puede estar relacionada con varios factores:

  • Genética: se han descrito varios polimorfismos genéticos asociados con la fibromialgia, lo cual justificaría la presencia de familias con varios miembros afectados por esta patología y, por lo tanto, con mayor predisposición a padecerla.
  • Infecciones: ciertas enfermedades parecen ocasionar o agravar la fibromialgia.
  • Trauma físico o emocional: en ocasiones, se puede desencadenar a raíz de un traumatismo físico, como un accidente de coche. El estrés psicológico también puede ser un factor desencadenante.
  • Padecer otras enfermedades como artrosis, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante o lupus puede aumentar el riesgo de desarrollar fibromialgia.

Aunque la fibromialgia es una enfermedad crónica, no es degenerativa. Con todo, algunos pacientes pueden llegar a tener algún grado de incapacidad. El pronóstico en estos casos dependerá del tratamiento, en especial del no farmacológico.

 

SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA

Algunos de los síntomas o manifestaciones clínicas más características de la fibromialgia son:

Síntomas de fibromialgia

  • Dolor muscular generalizado: también conocido como mialgia, aparece de forma crónica y puede prolongarse durante más de tres meses. Este dolor es difuso, inespecífico y afecta a muchas zonas distintas del cuerpo.
  • Fatiga y cansancio: tras realizar poco esfuerzo o ninguno, y que no siempre desaparece al descasar. Las personas que padecen fibromialgia con frecuencia se despiertan cansadas, aunque hayan dormido mucho.
  • Rigidez, entumecimiento, calambres en las piernas, sensación de hinchazón, agarrotamiento, contracturas musculares, temblor y sensación de bloqueo.
  • Dificultades cognitivas: un síntoma comúnmente llamado "fibroniebla" dificulta la capacidad de memorización, atención y concentración mental.

Asimismo, la fibromialgia suele verse acompañada de otras afecciones dolorosas como:

  • Ansiedad y depresión.
  • Trastornos gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable o la hernia de hiato.
  • Trastornos musculoesqueléticos como el síndrome del túnel carpiano.
  • Trastornos metabólicos como el hipotiroidismo.
  • Migraña y cefaleas.
  • Cistitis intersticial o síndrome de la vejiga dolorosa.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular.

La fibromialgia afecta a todos los ámbitos de la vida del paciente, que puede llegar a desarrollar una incapacidad capaz de interferir en su trabajo. Según varios estudios, entre el 15 y el 20% de los pacientes se ven obligados a solicitar la baja laboral.

TRATAMIENTO DE LA FIBROMIALGIA

Tratamiento para fibromialgiaLo primero que hay que tener en cuenta con la fibromialgia es que no existe un tratamiento curativo, pero sí se pueden aliviar los síntomas y conseguir un mayor bienestar general. También es importante saber que evoluciona en brotes, por lo que el paciente puede pasar por etapas mejores y peores. En cualquier caso, el diagnóstico precoz es fundamental para prescribir un tratamiento adecuado de forma temprana.

El tratamiento se suele sustentar en dos pilares fundamentales:

  1. Fármacos: analgésicos, antiinflamatorios o medicamentos moduladores del dolor (antidepresivos y anticonvulsionantes, principalmente) para mejorar el sueño, la fatiga, la depresión, los espasmos musculares y el dolor.
  2. Terapia: deporte y fisioterapia para mejorar la fuerza, la flexibilidad y la resistencia (los expertos recomiendan realizar ejercicio físico aeróbico de forma progresiva, gradual y constante, sobre todo en el agua), terapia ocupacional para reducir el estrés en el cuerpo y asesoramiento psicológico (la terapia cognitivo-conductual ayuda a mejorar la depresión, la calidad de vida e incluso el dolor).

Por supuesto, llevar un estilo de vida saludable y cuidar la alimentación, hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente y aprender técnicas de relajación o meditación puede ser muy beneficioso.

ÚLTIMOS AVANCES EN FIBROMIALGIA

Científicos de todo el mundo están estudiando el origen y el comportamiento de la enfermedad para encontrar una cura.

Recientemente, un grupo de investigadores de la McGill University de Canadá, liderados por Amir Minerbi y Emmanuel González, han descubierto una correlación de ciertos tipos de microbiota (conjunto de bacterias que mantiene una relación de simbiosis con nuestro organismo) con la fibromialgia.

En paralelo, una investigación del Center for Cooperative Research in Biosciences (CIC bioGUNE), en colaboración con el Hospital Universitario Donostia, ha identificado una lista de potenciales biomarcadores para el diagnóstico de la fibromialgia.

Otras líneas de investigación se centran en el tratamiento de los síntomas. Un equipo de investigadores del Hospital del Mar, en Barcelona, ha demostrado los beneficios de la estimulación sensorial nocturna, lo que provoca una disminución de síntomas de la fibromialgia al aplicar una vibración sensorial suave durante la noche.

Todo ello supone un soplo de esperanza para las personas afectadas por esta enfermedad.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre fibromialgiaSi padeces fibromialgia, ¿sabes que tal vez podrías obtener una pensión por discapacidad, incapacidad laboral o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco fibromialgia?

Como cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar.

Actualmente se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por fibromialgia. Cuando el INSS ha concedido la incapacidad, la mayoría de las veces ha consistido en una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos una incapacidad permanente absoluta. También es verdad que, en multitud de ocasiones, la fibromialgia suele venir acompañada de otras patologías que pueden agravar el estado de salud de la persona afectada, alcanzando una Gran Invalidez. Es por ello que es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados si además de la fibromialgia concurren otras patologías.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por fibromialgia desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la fibromialgia o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por fibromialgia?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro fibromialgia?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, cuando además de la fibromialgia concurren otras patologías, se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo fibromialgia, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la fibromialgia que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la fibromialgia si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú mismo quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por fibromialgia?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado de fibromialgia y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, fibromialgia) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco fibromialgia, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi fibromialgia? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo fibromialgia?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de fibromialgia.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?