Lupus: discapacidad, incapacidad e invalidez permanente

Si padeces lupus y quieres saber si puedes optar a una pensión por discapacidad, incapacidad laboral o invalidez permanente, ponte en contacto con nosotros y te daremos el asesoramiento que necesitas.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES EL LUPUS

Definición de lupusEl lupus es una enfermedad autoinmune, sistémica, crónica e incurable, que suele aparecer en la pubertad, afectando en un 90% de los casos a mujeres en edad fértil.

Esta patología se caracteriza por unas manifestaciones clínicas que afectan fundamentalmente a la piel, a las articulaciones, al sistema nervioso y a los riñones, siendo la manifestación física más frecuente el clásico eritema facial con forma de alas de mariposa.

En las denominadas enfermedades autoinmunes, como el lupus, el sistema inmune no es capaz de diferenciar entre las sustancias extrañas, los antígenos y las propias, por lo que dirige los anticuerpos contra sus propias células y tejidos, produciendo inflamación, lesión y dolor.

Su diagnóstico es complicado y requiere de pruebas inmunológicas, así como un alto índice de sospecha clínica.

El lupus es una enfermedad altamente incapacitante por las lesiones orgánicas que provoca y por las importantes limitaciones que supone para las actividades de la vida diaria. A menudo a los efectos derivados de la propia enfermedad hay que sumarle una medicación extremadamente agresiva.

Las secuelas graves que ocasiona esta enfermedad pueden determinar una importante discapacidad, pues muchos pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico, el tipo de lupus más grave, padecen un cuadro crónico de cansancio o astenia presente incluso cuando el paciente no manifiesta ninguna otra expresión de la enfermedad.

Se calcula que en España 40.000 personas padecen este trastorno autoinmune, multisistémico y potencialmente fatal.

Asociaciones como la Federación Española de Lupus (FELUPUS) luchan para que esta enfermedad que puede llegar a ser incapacitante sea incluida en el baremo de discapacidades.

Tipos de Lupus

Existen varios tipos de lupus:

  • Lupus Eritematoso Sistémico: puede afectar cualquier parte del cuerpo, con períodos de remisión y de actividad.
  • Lupus Discoide: provoca una erupción en la piel que no desaparece.
  • Lupus Cutáneo Subagudo: causa ampollas después de una exposición al sol.
  • Lupus inducido por medicamentos: se presenta como resultado de una reacción de hipersensibilidad a un medicamento. Por lo general, desaparece cuando se deja de tomarlo.
  • Lupus neonatal: no es común y afecta a los recién nacidos. La causa podría estar en ciertos anticuerpos de la madre.

CAUSAS DEL LUPUS

No se conoce la causa del lupus, pero está demostrado que hay factores genéticos y ambientales que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad:

  • Infecciones
  • Antibióticos (en especial el grupo de sulfonamidas y penicilinas)
  • Luz ultravioleta
  • Ciertas drogas
  • Hormonas

También se desconoce por qué se da con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres, aunque se sospecha que los estrógenos pueden jugar un papel determinante.

Lo que sí se sabe es que el lupus no es hereditario. Únicamente en un 10% de los casos se han visto antecedentes familiares de la enfermedad.

SÍNTOMAS DEL LUPUS

Los síntomas son muy variables y difieren de una persona a otra. Algunos de los más frecuentes son:

    Síntomas del lupus

  • Dolor o hinchazón en las articulaciones (artritis)
  • Fiebre sin causa conocida
  • Fatiga y cansancio extremo
  • Anemia
  • Afectación al riñón
  • Erupción en forma de mariposa en las mejillas y el puente de la nariz
  • Dolor en el pecho al respirar en forma profunda
  • Pérdida de pelo
  • Sensibilidad al sol (fotosensibilidad)
  • Problema de coagulación
  • Mialgia (dolor muscular)
  • Aftas bucales
  • Glándulas inflamadas

Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer de forma intermitente. A esto se le llama brotes, que pueden ser más leves o severos.

TRATAMIENTO PARA EL LUPUS

Tratamiento del lupusAunque no existe una cura para el lupus, algunos medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarlo. Las personas con lupus a menudo tienen que realizar un plan de tratamiento y seguimiento con varios médicos especialistas: reumatólogos, cardiólogos, etc.

El objetivo del tratamiento es evitar los brotes, tratar los síntomas cuando se produzcan y reducir el daño a los órganos y otros problemas. Los tratamientos pueden incluir medicación para:

  • Reducir la inflamación y el dolor
  • Evitar o reducir los brotes
  • Ayudar al sistema inmunitario
  • Reducir o prevenir el daño a las articulaciones
  • Equilibrar las hormonas

Además, a los pacientes con lupus se les suelen recetar medicamentos para otros problemas derivados de la enfermedad como colesterol alto, presión arterial alta o infecciones.

Como el causante principal y uno de los principales desencadenantes de la enfermedad y los brotes de lupus es la luz solar, se recomienda el uso diario de fotoprotectores como medida de prevención.

ÚLTIMOS AVANCES EN LUPUS

Avances científicos sobre lupusEn el momento actual hay en curso varios ensayos clínicos con diferentes tratamientos que han superado con éxito la fase II.

Quizás el más prometedor de ellos sea la investigación llevada a cabo por la Universidad de Monash, en Melbourne, y publicada en la revista New England Journal of Medicine (NEJM). Este equipo de investigadores australianos, liderado por el profesor de Reumatología Eric Morand, ha descubierto un nuevo fármaco potencial para tratar el lupus.

Mediante este tratamiento experimental se consigue una mejoría global en los síntomas relacionados con la enfermedad en diferentes órganos, además de reducir la enfermedad de la piel y el número de brotes al año. Con este fármaco también se podría reducir la necesidad de tomar corticoides, que junto con otros medicamentos moduladores del sistema inmune son la base actual del tratamiento del lupus.

Estudios como éste arrojan un mensaje de optimismo sobre la investigación del lupus y la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento legal sobre lupus¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si tengo lupus?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas que cada individuo padece a su capacidad para trabajar, pero al tratarse de una enfermedad que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponder una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por el lupus desde hace tiempo, ¿puedo solicitar una absoluta o una gran invalidez ahora?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas del lupus o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por lupus?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que se obtenga. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

A más de esto, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si tengo lupus?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide son cómo afectan las secuelas de la enfermedad en todos los aspectos de la vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, incluidas las relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados expertos en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo lupus, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad de cada individuo a la realización de los actos básicos de la vida diaria; es decir, higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la enfermedad, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa del lupus que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, salvo que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido al lupus si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados expertos en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral si tengo lupus?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están obligados a dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado por lupus y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 habla sobre adaptación del puesto de trabajo y que se debe hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad, en este caso lupus, traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo vía adaptaciones del mismo, ya sea en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada individuo y empresa.

Lo que se abre es un espacio de negociación con la empresa que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si tengo lupus, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu patología.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi lupus? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de mi lupus?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) y, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de lupus:

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?