Diabetes: discapacidad e incapacidad

Si padeces diabetes y quieres saber si tienes derecho a una pensión por discapacidad o incapacidad permanente o a una jubilación anticipada, en Fidelitis queremos ayudarte. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA DIABETES

Definición de la diabetesLa diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento de la concentración de glucosa en sangre debido a que el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad deficiente o no es capaz de utilizarla con eficacia.

La insulina es una hormona esencial para la vida, y se produce en el páncreas. Su principal función es regular los valores de glucosa en sangre, permitiendo que entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, en donde se transforma en energía y combustible para los músculos, los tejidos y también el cerebro. Sin insulina, la glucosa se acumula en exceso en la sangre provocando hiperglucemia.

Si no se controla adecuadamente, con el tiempo la presencia continua de glucosa alta en la sangre puede provocar graves problemas de salud, así como alteraciones en la función de diversos órganos, en especial los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

Según el estudio di@bet.es, el porcentaje de personas con diabetes en España es del 13,8%, de los que aproximadamente un 6% no sabe que tiene la enfermedad.

Tipos de diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad muy presente entre la población general. Se puede hablar de tres tipos de diabetes:

Diabetes Tipo 1

Cuando el cuerpo no produce insulina porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen.

Suele empezar en la infancia o en la adolescencia (de ahí que anteriormente se le llamara infanto-juvenil), pero no es excepcional en otras edades. Por lo general, se presenta de forma brusca, y muchas veces con independencia de que existan antecedentes familiares.

Las personas con diabetes tipo 1 tienen que usar insulina todos los días. Representa entre el 5 al 10% de todos los casos de diabetes.

Diabetes Tipo 2

Cuando el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente; esto es, hay menor insulina en el páncreas y funciona peor en los tejidos.

Puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia, aunque se da con mayor frecuencia en personas de mediana y avanzada edad. Su principal causa es la obesidad.

 

El 85 % de las personas con diabetes tipo 2 tiene sobrepeso. En los últimos tiempos se está observando un fenómeno nuevo: el diagnóstico de diabetes tipo 2 en niños. Esto se explica por la obesidad infantil, que va en aumento.

Es la forma más común de diabetes. Representa entre un 90-95% de todos los casos.

Diabetes gestacional

Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. Sin embargo, en ocasiones este incremento no se produce, lo que puede derivar en una diabetes gestacional, que la mayoría de las veces desaparece después del parto.

No obstante, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, tiene más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

¿La diabetes es una discapacidad?

Puede serlo, pero para ello deberás llegar al 33% mínimo requerido o, lo que es lo mismo, estar dentro de las clases 3 y 4 que establece el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad.

Los porcentajes de discapacidad otorgados en las clases 3 (entre un 25% y un 49%) y 4 (entre un 50% y un 70%) sólo se confieren si tienes que ser hospitalizado por descompensaciones agudas de la diabetes, no estando motivadas por un control terapéutico inadecuado.

Además, en ambos casos se te efectuará una revisión de grado a los dos años. Si transcurrido ese tiempo no se han producido nuevas hospitalizaciones, se te retirará el certificado de discapacidad.

CAUSAS DE LA DIABETES

Causas de la diabetesSe desconoce la causa exacta de la diabetes tipo 1, pero lo que sí se sabe es que el sistema inmunitario ataca y destruye las células que producen insulina en el páncreas. Esto hace que, en lugar de ser transportada a las células, el azúcar se acumule en el torrente sanguíneo.

En la comunidad científica hay unanimidad en que la diabetes tipo 1 está causada por genes y factores ambientales, como los virus, que pueden desencadenar la enfermedad.

En la diabetes tipo 2 las células se vuelven resistentes a la acción de la insulina, y el páncreas no puede producir la cantidad suficiente para vencer dicha resistencia.

El sobrepeso, la obesidad y la inactividad física son factores de riesgo. El exceso de lípidos acumulados en el vientre se relaciona con la resistencia a la insulina. Los genes y los antecedentes familiares también pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.

Algunas mutaciones genéticas y otras enfermedades como la fibrosis quística (que produce un exceso de mucosidad espesa que causa cicatrización en el páncreas) o el síndrome de Cushing, así como ciertas medicinas que pueden dañar las células beta, también pueden causar diabetes.

SÍNTOMAS DE LA DIABETES

Síntomas de la diabetesLos síntomas de la diabetes pueden variar en función de la cantidad de azúcar en sangre. Algunas personas con diabetes tipo 2 podrían no experimentar ningún síntoma al principio de la enfermedad. En cambio, en la diabetes tipo 1 los síntomas tienden a aparecer súbitamente y ser más graves.

Algunos de los síntomas más habituales son:

  • Aumento de la sed (polidipsia).
  • Sensación de mucha hambre (polifagia).
  • Necesidad de orinar continuamente, incluso de noche (poliuria).
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Visión borrosa.
  • Hormigueo o entumecimiento de manos y pies.
  • Infecciones fúngicas recurrentes en la piel.

Las complicaciones de la diabetes se suelen desarrollar de forma gradual: cuanto más tiempo hace que tienes diabetes y cuanto menos controlado esté tu nivel de azúcar en sangre, tanto mayor es el riesgo de sufrirlas. A la larga, y si no se previenen, estas complicaciones pueden llegar a provocar una discapacidad.

Entre otras enfermedades graves e incapacitantes, una diabetes incontrolada puede acabar originando:

  • Enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular.
  • Daño a los nervios (neuropatía).
  • Insuficiencia renal.
  • Retinopatía diabética.
  • Deterioro auditivo.
  • Enfermedad de Alzhéimer.
  • Depresión.

Actualmente la diabetes es la primera causa de diálisis y de amputaciones no traumáticas, además de ser una de las primeras causas de ceguera y tener una gran influencia en el desarrollo de enfermedades coronarias como angina de pecho e infarto.

TRATAMIENTO DE LA DIABETES

Tratamiento para la diabetesEl tratamiento de la diabetes tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar así el riesgo de complicaciones, y se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación.

  1. Alimentación saludable: aunque no existe una dieta específica para la diabetes, se recomienda una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales y baja en grasas saturadas, hidratos de carbono refinados y dulces. Un especialista en dietética y nutrición puede ayudarte a crear un plan de comidas adaptado a tu estilo de vida.
  2. Actividad física: el ejercicio disminuye el nivel de azúcar en sangre al trasladar el azúcar a las células, donde se utiliza como fuente de energía, y también aumenta la sensibilidad a la insulina. Es recomendable realizar diariamente al menos 30 minutos o más de ejercicio aeróbico.
  3. Medicación: el tratamiento para la diabetes tipo 1 implica la administración de inyecciones de insulina o el uso de una bomba de insulina, controles frecuentes del nivel de azúcar en sangre, y el cálculo de hidratos de carbono. El paciente debe medirse la glucosa de forma frecuente mediante el uso de glucómetros (pinchándose los dedos) o con sensores de glucosa interticial.

En los casos más graves, un trasplante de páncreas puede ser una opción, pero es un procedimiento que conlleva grandes riesgos.

A diferencia de los pacientes con diabetes tipo 1, en los de tipo 2 no siempre es necesaria la administración de insulina. Llevando un estilo de vida saludable y perdiendo peso, los niveles de glucosa pueden normalizarse.

ÚLTIMOS AVANCES EN DIABETES

2019 fue un gran año en la investigación de la diabetes.

Un tratamiento de inmunoterapia llamado teplizumab retrasó el inicio de la diabetes tipo 1 en personas que tenían un alto riesgo de desarrollar la enfermedad. Otro medicamento, la globulina antitimocítica (GAT), se administró a personas con un diagnóstico reciente de diabetes tipo 1, ayudando a conservar la función de las células beta productoras de insulina y reduciendo los niveles de azúcar en la sangre.

A mediados de diciembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. aprobó el Tandem Control-IQ, un algoritmo que se puede usar con la bomba de insulina Tandem t:slim X2 y con el sistema de monitorización continua de la glucosa Dexcom G6.

También se están dando grandes avances en páncreas artificial, como el iLet de Beta Bionics, y en sensores, como el Eversense de Senseonics, que se implanta bajo la piel y se puede utilizar durante 90 días. Mediante este dispositivo la información se envía a una aplicación en el teléfono del usuario a través de un transmisor que lleva en el cuerpo.

Asimismo, un medicamento GLP1, la liraglutida (Victoza), fue aprobado por la FDA en junio de 2019 para tratar la diabetes tipo 2 en niños mayores de 10 años. Se trata del primer medicamento, aparte de la metformina y la insulina, que se ha aprobado para tratar la diabetes tipo 2 pediátrica.

 

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramienbto jurídico sobre diabetesSi padeces diabetes, ¿sabes podrías obtener una pensión por discapacidad, incapacidad laboral o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco diabetes?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar, pero al tratarse de una patología que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponderte una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por diabetes desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la diabetes o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por diabetes?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro diabetes?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo diabetes, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la diabetes que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la diabetes si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por diabetes?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado de diabetes y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, diabetes) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco diabetes, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi diabetes? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de mi diabetes?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Tribunal Médico por diabetes

Si es la primera vez que te citan para pasar el Tribunal Médico o si el INSS te ha convocado para una revisión de grado, es muy probable que tengas muchas dudas. Si quieres saber en qué consiste y cómo es mejor actuar, te recomendamos que leas este post donde te damos varios consejos para pasar el Tribunal Médico por diabetes.

Nuestra principal recomendación es que acudas con todos tus informes médicos bien preparados y estudiados, que respondas a todas y cada una de las preguntas que te haga el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad. No trates de ocultar o restar gravedad a tus síntomas, pero tampoco exageres, ya que eso, lejos de ayudarte, puede actuar en tu contra.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de diabetes.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?