Retinopatía Diabética: discapacidad e incapacidad laboral

Si padeces retinopatía diabética y sufres de pérdida de visión, en Fidelitis podemos ayudarte a conseguir una pensión por discapacidad o incapacidad laboral que contribuya a mejorar tu calidad de vida.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Definición de retinopia diabéticaLa retinopatía diabética o diabetes ocular es una enfermedad vascular producida por las alteraciones metabólicas que padecen las personas con diabetes. Esta patología se da cuando los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los vasos sanguíneos de la retina.

En la retinopatía diabética las arterias y venas de la retina presentan fenómenos de obstrucción y de aumento de permeabilidad que puede llevar a hemorragias en el ojo. Es lo que se conoce como microangiopatía. En el primer caso estaríamos hablando de isquemia (falta de riego sanguíneo); y en el segundo, de edema (encharcamiento de la retina).

La retinopatía diabética aparece en la Diabetes Mellitus tipo 1 o juvenil en el 98% de los pacientes a los 20 años de edad, y en la Diabetes Mellitus tipo 2 o del adulto en el 60% a los 20 años de duración de la enfermedad.

En un comienzo, la retinopatía diabética puede no presentar síntomas o tan sólo leves problemas oftalmológicos. Sin embargo, a la larga puede causar pérdida de la visión. Cuanto peor es el control de los niveles de glucosa, antes aparece y más grave suele ser. La hipertensión arterial, la enfermedad renal y el embarazo también empeoran su pronóstico.

La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera en edad laboral en España.

Tipos de Retinopatía Diabética

Existen dos tipos de retinopatía diabética:

1- Retinopatía diabética no proliferativa o de fondo (RDNP)

Ésta es la etapa más temprana de la enfermedad. Muchas personas con diabetes la tienen. Dentro de la retina se pueden formar depósitos de colesterol u otras grasas de la sangre que parecen ampollas. Las paredes de los vasos sanguíneos de la retina se debilitan. Aparecen bultos pequeños (microaneurismas) en las paredes de los vasos más pequeños que ocasionalmente derraman líquido y sangre. Los vasos más grandes también pueden comenzar a dilatarse y a presentar un diámetro más irregular.

La retinopatía diabética no proliferativa puede avanzar de leve a grave a medida que más vasos sanguíneos van quedando obstruidos. En ocasiones, la parte central de la retina, la mácula, comienza a inflamarse provocando un edema macular o una oclusión venosa, afecciones que requieren tratamiento.

2- Retinopatía diabética proliferativa

En esta etapa más avanzada los vasos sanguíneos dañados se cierran provocando el crecimiento anormal de nuevos vasos sanguíneos más delgados y frágiles en un intento por suministrar sangre a la retina. Este proceso recibe el nombre de neovascularización.

Estos vasos crecen a lo largo de la retina y la superficie del gel vítreo. En principio no originan ningún síntoma, pero si llegaran a gotear sangre podrían causar una pérdida severa en la visión o incluso ceguera. Además, si los nuevos vasos fueran acompañados por tejidos cicatrizados, podrían hacer que la retina se arrugase o se desprendiese.

Las complicaciones más graves que se pueden dar son: hemorragias vítreas, desprendimiento de retina por tracción y glaucoma neovascular.

CAUSAS DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Causas de retinopia diabéticaLa causa de la retinopatía diabética es la Diabetes Mellitus (DM), que provoca cambios anormales en la glucosa que el cuerpo transforma en energía para alimentar sus funciones. Como consecuencia de un descontrol de la diabetes, los niveles altos de azúcar en la sangre se acumulan en los vasos sanguíneos obstaculizando el flujo de sangre en los órganos, y, por lo tanto, también en los ojos.

Por lo general, la diabetes se clasifica en dos tipos:

Diabetes tipo 1: cuando el paciente es insulino dependiente; esto es, necesita inyecciones u otros medicamentos para suministrar la insulina que su cuerpo es incapaz de producir por sí mismo.

Diabetes tipo 2: cuando el paciente es insulino no dependiente o insulino resistente. En este caso, el paciente produce suficiente insulina, pero su cuerpo no es capaz de metabolizarla adecuadamente, lo que le lleva a producir más insulina de la necesaria, causando un aumento anormal en los niveles de azúcar en la sangre.

En ambos casos, los picos anormales de azúcar en la sangre pueden aumentar el riesgo de contraer retinopatía diabética.

SÍNTOMAS DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Uno de los principales problemas asociados a la retinopatía diabética es que no se suelen presentar síntomas durante las primeras fases de la enfermedad. De ahí que los programas de detección precoz sean esenciales. La revisión del fondo del ojo del diabético ha de ser periódica para evitar complicaciones futuras que degeneren en una pérdida de visión.

En un estadio avanzado de la enfermedad, los síntomas más habituales son:

  • Dificultad para la lectura.
  • Borrosidad de la visión central.
  • Pérdida completa y repentina de visión.
  • Visión borrosa o fluctuante, que cambia de borrosa a clara.
  • Mala visión nocturna.
  • Dificultad para percibir los colores.
  • Manchas en el campo visual (miodesopsias o moscas volantes) o áreas oscuras (principal síntoma del desprendimiento de retina).

La retinopatía diabética suele afectar a ambos ojos.

TRATAMIENTO DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

Tratamiento para retinopia diabéticaEl mejor tratamiento para la retinopatía diabética es la prevención y detección precoz. Los exámenes regulares de la vista con pruebas de agudeza visual y tonometría, el buen control del nivel de azúcar en sangre y de la presión arterial, así como la intervención temprana para los problemas de visión, pueden ayudar a prevenir daños más irreversibles que acaben en ceguera. Una dieta sana recomendada por un endocrinólogo, dejar de fumar, reducir el colesterol y hacer ejercicio diariamente también son hábitos saludables para evitar complicaciones.

Aun cuando la diabetes no se cura, sí se puede detener su evolución y conseguir una buena calidad visual siempre y cuando se detecte a tiempo y exista un buen control de la misma.

En una tapa más avanzada, y en función de la severidad de la retinopatía, se puede tratar mediante fotocoagulación láser, vitrectomía o inyecciones intravítreas.

ÚLTIMOS AVANCES EN RETINOPATÍA DIABÉTICA

El Instituto Nacional del Ojo tiene en marcha varios estudios científicos en laboratorios y con pacientes con el objetivo de encontrar mejores maneras para detectar, tratar y prevenir la pérdida de la visión en las personas diabéticas. Entre otros campos de investigación, se están probando medicamentos que detengan las señales que la retina envía al cuerpo para hacer crecer nuevos vasos sanguíneos.

Recientemente investigadores de la Universidad Católica de Valencia han descubierto cadenas de ARN en la retina que avanzan en un posible diagnóstico temprano de enfermedades como la retinopatía diabética.

Se espera que algún día estos medicamentos ayuden a las personas a controlar la enfermedad y reducir la necesidad de la cirugía láser.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento legal sobre retinopia diabéticaSi padeces retinopatía diabética, es muy probable que puedas solicitar una pensión por incapacidad permanente por baja visión y agudeza visual. En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir con una retinopatía diabética?

Como sucede con cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas que cada individuo padece a su capacidad para realizar su trabajo, pero al tratarse de una enfermedad degenerativa, lo habitual es obtener una gran invalidez por ceguera legal, o al menos una absoluta.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral absoluta por retinopatía diabética desde hace años, ¿puedo solicitar una gran invalidez ahora?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la retinopatía diabética o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la gran invalidez, de forma que tu pensión se vería incrementada.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por retinopatía diabética?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que se obtenga. Si se trata de una absoluta, el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos ocho años. Por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos, ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y máximo hasta un 90%, aproximadamente. Esto quiere decir, ateniéndonos al ejemplo anterior, que una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si dicha persona ha estado cotizando a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde con una retinopatía diabética?

En el caso del grado de discapacidad lo que se mide es cómo afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de la vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, incluidas las relaciones laborales, sociales, interpersonales, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal, y dado que se trata de una enfermedad degenerativa que suele acabar con ceguera legal, es que el grado de discapacidad que se obtenga supere el 75%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te acompañarán y te asesorarán durante todo el proceso legal.

¿Qué grado de dependencia puedo obtener con una retinopatía diabética?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de la vida diaria de una persona: higiene, alimentación, movilidad, etc. Dado que la retinopatía diabética es una enfermedad degenerativa que suele acabar en ceguera legal, lo normal es obtener un grado de dependencia; por lo general, una dependencia severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado una incapacidad laboral por retinopatía diabética?

No. La empresa no tiene por qué enterarse de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo comuniques; y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por retinopatía diabética si estoy trabajando, o debo esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No estás obligado a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral. De hecho, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de este modo, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí es muy recomendable es que estés muy bien informado sobre los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de unos abogados especialistas en incapacidades laborales.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por retinopatía diabética si estoy jubilado por coeficientes reductores?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están obligados a concedértela y, en consecuencia, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad, se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con plena seguridad a los Tribunales de Justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

¿En mi empresa están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si padezco retinopatía diabética y se lo comunico?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo y hace hincapié en que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, una retinopatía diabética) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo vía adaptaciones del mismo, ya sea en términos de mayor luminosidad, flexibilidad horaria, teletrabajo, etc., pero la realidad es que se trata de una situación compleja donde cada caso se examina de forma diferente.

Lo que es seguro es que se iniciará un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado el máximo esfuerzo para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, la viabilidad de su negocio.

Por esta razón, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de alcanzar el mejor escenario posible para el empleado, acorde con las posibilidades económicas de la empresa.

Si estoy afectado de retinopatía diabética, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

La experiencia nos dice que puedes hacerlo en centros especiales de empleo que, en efecto, cumplan con estos requisitos, y además realizando los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué ocurre si soy discriminado por mi retinopatía diabética? ¿Es denunciable?, ¿cómo debo actuar?

Por supuesto que puedes denunciarlo, y además deberías hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los Tribunales de Justicia.

¿Qué puedo hacer si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de mi retinopatía diabética?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal. Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todas las pruebas que puedas reunir (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de unos abogados especialistas en acoso laboral y mobbing que te ayuden a poner fin al hostigamiento y garanticen tu bienestar dentro de la empresa.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de retinopatía diabética.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?