Incapacidad laboral por síndrome de Ménière

Si padeces la enfermedad de Ménière, en Fidelitis podemos ayudarte a que se te reconozca una incapacidad laboral o un grado de discapacidad por pérdida de audición. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso y la cuantía de la pensión que puedes obtener.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES EL SÍNDROME DE MÉNIÈRE

Definición de síndrome de MénièreLa enfermedad de Ménière es un trastorno del oído interno que puede causar fuertes mareos y vértigo, silbido en el oído (tinnitus), pérdida de audición que aparece y desaparece y sensación de presión o dolor en el oído.

Algunas personas con esta patología sufren ataques de vértigo que aparecen de forma repentina o después de un corto período de tinnitus o de audición amortiguada. Esto puede ocurrir ocasionalmente o más seguido durante varios días. En algunos pacientes estos ataques son tan fuertes que pierden el equilibrio y se caen. Estos episodios de inicio brusco y sin desencadenantes previos, que suelen ir acompañados de náuseas y vómitos, se conocen como crisis de vértigo rotatorio incapacitante.

A medida que la enfermedad avanza suele degenerar en hipoacusia o descenso de la capacidad auditiva. Cuando el vértigo alcanza su punto máximo, aparece también un acúfeno muy molesto e intenso. En fases más avanzadas el vértigo disminuye dejando paso a la inestabilidad cefálica, lo que provoca una limitación funcional muy acusada a todos los niveles: laboral, social y psicológico, socavando la confianza y autoestima.

Cada año se diagnostican 15 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

El síndrome de Ménière puede manifestarse a cualquier edad, aunque es más probable que aparezca en adultos de entre 40 a 60 años, y tiene una ligera mayor prevalencia en las mujeres. Por lo general, afecta un solo oído. La pérdida de audición puede ser fluctuante, con pérdidas y recuperaciones, pero también progresiva. Se trata de una enfermedad crónica, aunque existen tratamientos para aliviar los síntomas y reducir su impacto en la vida cotidiana.

¿Está reconocida la enfermedad de Ménière como incapacidad laboral?

Hay una serie de profesiones en las que la enfermedad de Ménière puede resultar incapacitante y dar lugar a una incapacidad permanente en grado de total o absoluta. Un ejemplo serían todos aquellos trabajos en los que la comunicación constituye el elemento fundamental de su actividad, y otras donde la audición es básica, como en atención al cliente.

Así también, en los oficios en ambientes ruidosos (metalurgia, cadena de montaje, fundición) que causen pérdida auditiva se podría considerar enfermedad profesional, y hay jurisprudencia al respecto.

CAUSAS DEL SÍNDROME DE MÉNIÈRE

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Ménière, pero se sospecha que puede estar producida por una alteración del equilibrio natural entre los líquidos del oído interno, tal vez por un aumento de la producción de endolinfa, tal vez por algún defecto de reabsorción o drenaje por obstrucción o anormalidad anatómica.

Cuando su origen es desconocido o idiopático se denomina enfermedad de Ménière, mientras que si se puede atribuir a alguna de las siguientes patologías se le da el nombre de síndrome de Ménière:

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Traumatismos acústicos, del hueso temporal o del oído interno.
  • Otitis media crónica.
  • Otosclerosis
  • Laberintitis serosa o viral.
  • Neurosífilis.
  • Hipoacusia.

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE MÉNIÈRE

Los síntomas más característicos de la enfermedad de Ménière son:

    Síntomas de síndrome de Ménière

  • Sensación de vértigo rotatorio y mareo. Suele constar de dos o más episodios de vértigo que duran al menos 20 minutos cada uno, y un mareo extremo que impide a quien lo padece estar de pie o sentarse, a menudo acompañado de náuseas y vómito.
  • Campanilleo en los oídos (acúfenos).
  • Pérdida auditiva.
  • Sensación de presión en el oído (congestión auditiva).

Después de un episodio, los síntomas tienden a mejorar y desaparecer por completo al cabo de un tiempo.

Las personas que padecen la enfermedad de Ménière suelen tener dificultades para oír frecuencias bajas o combinaciones de frecuencias altas y bajas, pero su audición suele ser normal para las de rango medio.

Por lo general, la enfermedad de Ménière la diagnostica y trata un otorrinolaringólogo, y su diagnóstico se basa en la historia clínica del paciente, así como en las pertinentes pruebas complementarias para evaluar la función del oído interno y el equilibrio: audiometría, videonistagmografía, posturografía, electrococleografía, prueba de impulso cefálico con vídeo etc.

No se puede establecer el diagnóstico de enfermedad de Ménière hasta que no se haya podido realizar un examen del tejido afecto, pero sí se puede hablar de enfermedad de Ménière definitiva siempre que se hayan dado dos o más episodios de vértigo (cada uno de 20 minutos o más de duración, pero de no más de 12 horas) asociados a hipoacusia, tinnitus y sensación de ocupación del oído habiendo descartado cualquier otra posible causa.

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE MÉNIÈRE

Tratamiento de síndrome de MénièreNo existe cura para la enfermedad de Ménière ni para la pérdida de audición, pero algunos tratamientos pueden ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los episodios de vértigo. Cada paciente recibirá un tratamiento individualizado acorde a su edad, estado general de audición y función vestibular.

El tratamiento puede consistir en:

  • Medicamentos: para aliviar los mareos y las náuseas, disminuir la duración y gravedad de los ataques de vértigo y reducir la retención de líquidos (diuréticos).
  • Dieta baja en sal: para disminuir el volumen de líquido y la presión en el oído interno.
  • Limitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Terapia cognitivo-conductual: ayuda a reducir la ansiedad sobre futuros ataques.
  • Inyecciones en el oído medio: la gentamicina es un antibiótico que ayuda a controlar el vértigo (aunque comporta el riesgo de una pérdida auditiva mayor), así como los esteroides como la dexametasona, menos efectivos pero inocuos.
  • Audífonos: para muchas personas usar audífonos es la mejor forma de tratar el tinnitus.

Cuando todos los demás tratamientos se han mostrado ineficaces, se puede recomendar una cirugía. Algunas de las opciones son el procedimiento de descompresión del saco endolinfático, la laberintectomía (sólo si ya tienes pérdida total o casi total de la audición en el oído afectado) o la sección del nervio vestibular.

ÚLTIMOS AVANCES EN ENFERMEDAD DE MÉNIÈRE

En los últimos años se han logrado grandes avances en tratamientos farmacológicos modernos para combatir la enfermedad de Ménière, como la Betahistina, que controla eficazmente los síntomas, tiene un amplio rango de seguridad y muy pocos efectos adversos.

También se han creado nuevas terapias, como la terapia de presión positiva, que consiste en aplicar presión en el oído medio para disminuir la acumulación de líquido mediante un dispositivo llamado generador de pulso Meniett, que aplica pulsos de presión al canal auditivo a través de un tubo de ventilación.

Los científicos trabajan en el desarrollo de estrategias preventivas y tratamientos más eficaces para la manipulación de los líquidos del oído interno y la reducción del volumen del líquido endolinfático.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico de síndrome de Ménière¿Quieres saberlo todo sobre incapacidad laboral y discapacidad por síndrome de Ménière? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco síndrome de Ménière?

Como cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar.

Actualmente se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por síndrome de Ménière. Cuando el INSS ha concedido la incapacidad, la mayoría de las veces ha consistido en una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos una incapacidad permanente absoluta. También es verdad que, en multitud de ocasiones, la enfermedad de Ménière suele venir acompañada de otras patologías que pueden agravar el estado de salud de la persona afectada, alcanzando una Gran Invalidez. Es por ello que es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados si además del síndrome de Ménière concurren otras patologías.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por síndrome de Ménière desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas del síndrome de Ménière o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por síndrome de Ménière?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro la enfermedad de Ménière?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, cuando además de la enfermedad de Ménière concurren otras patologías, se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo síndrome de Ménière, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa del síndrome de Ménière? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por enfermedad de Ménière si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no hacerlo, ya que, de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú mismo quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí te recomendamos es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de unos abogados especialistas en incapacidades laborales.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por síndrome de Ménière?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si tengo la enfermedad de Ménière y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, síndrome de Ménière) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco el síndrome de Ménière, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por sufrir síndrome de Ménière? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que padezco la enfermedad de Ménière?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Pasar tribunal médico por síndrome de Ménière

Si es la primera vez que te enfrentas a un Tribunal Médico o si el INSS te ha citado para una revisión, es muy probable que te sientas nervioso. Para que sepas en qué consiste y qué te puedes encontrar, te recomendamos leer este post donde te damos varios consejos para pasar el Tribunal Médico por síndrome de Ménière.

Lo más importante es que acudas con todos tus informes médicos bien preparados, que respondas a todas y cada una de las preguntas que te haga el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad, sin rebajar la importancia de tus síntomas, pero sin tampoco exagerarlos.

Con toda seguridad el Tribunal Médico evaluará tu capacidad auditiva recurriendo a pruebas como la audiometría.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de enfermedades del oído y discapacidad auditiva, como la Asociación Síndrome de Ménière España - ASMES.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?