Incapacidad Permanente por Hernia Discal

Si tienes una hernia discal y quieres solicitar una incapacidad laboral, en Fidelitis queremos ayudarte a obtener la incapacidad permanente o un grado de discapacidad. Déjanos asesorarte y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso y el tipo de pensión que puedes obtener.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA HERNIA DISCAL

Definición de hernia discalLa hernia discal o hernia de disco es una patología degenerativa de la columna vertebral en la que parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa y la presiona produciendo un intenso dolor.

La columna vertebral está formada por vértebras que van desde la zona cervical hasta la zona lumbar. En el espacio que hay entre cada una de las vértebras se alojan unas almohadillas denominadas discos, compuestas de un anillo fibroso y su núcleo pulposo. Estos discos amortiguan la columna vertebral y permiten el movimiento entre las vértebras, lo cual nos posibilita, por ejemplo, agacharnos y estirarnos.

El anillo fibroso constituye la parte externa del disco. Es duro pero flexible, y rodea el núcleo pulposo evitando que se desplace. De naturaleza gelatinosa, el núcleo pulposo es la cara interna del disco, y se encarga de amortiguar el peso.

Cuando el anillo fibroso sufre un desgarro o una rotura, el contenido del núcleo pulposo se sale de sus límites. Esto es lo que se conoce como hernia discal. En el preciso momento en que el núcleo pulposo abandona su lugar natural e invade otras zonas es cuando se origina la hernia, que puede causar daños en las raíces de los nervios o incluso en la médula. Esta compresión de las raíces es la que produce el dolor.

Una hernia de disco puede ocurrir en cualquier parte de la espina dorsal e irritar un nervio cercano. Dependiendo de dónde esté localizada, puede provocar dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna.

La hernia discal lumbar puede aparecer a cualquier edad, aunque se da más comúnmente en personas de entre 30 y 50 años.

Tipos de hernias discales

Las hernias discales pueden ser cervicales, lumbares y dorsales.

La región lumbar de la columna (vértebras L4-5) es el área más comúnmente afectada por una hernia de disco. Los discos del cuello o cervicales (vértebras C5-6) ocuparían el segundo lugar en casuística. En cuanto a los discos de la espalda alta y media (torácicos), rara vez se ven comprometidos.

La hernia discal cervical es la que entraña un mayor riesgo, ya que puede producir una compresión medular, causando daños en extremidades y esfínteres y, en el peor de los escenarios, una tetraparálisis.

Una hernia discal es una causa de radiculopatía: pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de una raíz nerviosa de la columna o médula espinal.

Protusiones discales L4-L5 y L5-S1, ¿se puede solicitar una paga?

La protusiones discales ocurren cuando las fibras del anillo comienzan a deteriorarse y no pueden contener correctamente al núcleo pulposo. Entonces se produce un abombamiento de las fibras que rodean al disco vertebral, que, al encontrarse debilitado, puede favorecer la aparición de una hernia.

Sin embargo, es importante recordar que no todas las protusiones discales terminan formando una hernia discal. Esto sólo ocurre cuando el anillo fibroso se rasga y el núcleo sale hacia fuera a través de una fisura.

Las protusiones más habituales se producen entre las vértebras L4-L5 y L5-S1 (lumbares), aunque también son frecuentes entre C5-C6 y C6-C7 (cervicales).

En muchas personas tanto la protrusión como la hernia discal son asintomáticas. Ahora bien, si la protusión discal causa inflamación del disco, de la raíz nerviosa y de los tejidos blandos, o si comprime la raíz nerviosa, puede afectar a la sensibilidad del nervio o a la parte motora, lo que se traduciría en hormigueos y pérdida de fuerza.

Dependiendo de su gravedad y de si están cronificados, estos síntomas pueden llegar a ser incapacitantes y motivo de baja laboral, por lo que es posible solicitar una paga por incapacidad permanente en grado de total para la profesión habitual o absoluta.

Visita nuestro apartado legal para una información más detallada.

Baja laboral por hernia de Schmorl

La hernia de Schmorl (también conocida como nódulo de Schmorl o hernia discal intraesponjosa) consiste en una protrusión del disco intervertebral que se desplaza hacia el interior del cuerpo de la vértebra, y que se da con mayor frecuencia en la parte final de la columna torácica y lumbar, entre L5-S1. Aunque de ordinario suele ser asintomática, en algunos casos podría devenir en lesiones dolorosas, con inflamación. Si es así, podría ser causa de baja laboral e incapacidad permanente.

Baja por hernia discal cervical C5-C6

La hernia de disco en C5-C6 es una de las más frecuentes. Casi siempre es origen de radiculopatía debido al material herniado o los osteofitos degenerativos. Puede causar debilidad en los bíceps y en los músculos extensores de las muñecas y, en consecuencia, limitaciones orgánicas y funcionales para la realización de la profesión habitual. En los casos más graves es posible solicitar la baja laboral e incluso obtener una incapacidad permanente total para profesiones que requieran esfuerzo físico a nivel cervical y posiciones estáticas.

Paga por discopatía degenerativa

La discopatía degenerativa lumbar es una patología muy frecuente que se presenta con un cuadro clínico de dolor lumbar agudo causado por la pérdida de altura de uno o varios discos intervertebrales. Suele aparecer como consecuencia del envejecimiento natural del organismo, y habitualmente cursa con lumbalgia crónica con o sin dolor de tipo ciático.

La incapacidad por discopatía degenerativa lumbar es una situación perfectamente legal y posible que en la mayoría de los casos da derecho a percibir una paga o prestación económica. El subsidio por incapacidad por hernia de disco y discopatía degenerativa se te pagará mientras que estés en situación de baja temporal por un máximo de 365 días prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que durante ese período de tiempo puedas recibir el alta médica por curación.

Las baja laboral por hernia discal y discopatía degenerativa lumbar tiene el mismo tratamiento salarial que el resto de bajas médicas concedidas por cualquier otra patología física o mental.

CAUSAS DE LA HERNIA DISCAL

La hernia de disco suele ser el resultado de un desgaste natural asociado a la edad llamado degeneración discal. A medida que envejeces, tus discos se vuelven menos flexibles y más propensos a desgarrarse o romperse, incluso con una tensión o torsión menor.

Sin embargo, hay una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de padecer una hernia discal:

  • El peso. El sobrepeso y la obesidad provocan un estrés adicional en los discos de la espalda lumbar.
  • El trabajo. Las personas con trabajos muy físicos (que obliguen a levantar objetos pesados o a doblar o torcer repetitivamente la espalda baja) corren un mayor riesgo de padecer problemas lumbares. Llevar una vida sedentaria y pasar muchas horas sentado en la misma postura tampoco ayuda.
  • La genética. Hay personas genéticamente predispuestas a tener una hernia de disco.
  • El tabaco. Se cree que el tabaquismo disminuye el suministro de oxígeno al disco, acelerando su deterioro.

SÍNTOMAS DE LA HERNIA DISCAL

Síntomas hernia discalLos síntomas varían en función de la ubicación del disco y de si está presionando un nervio.

Síntomas de la hernia de disco lumbar

Puede ser alguno o una combinación de los siguientes síntomas:

  • Dolor lumbar o dolor de espalda en los glúteos.
  • Dolor de pierna (ciática), con o sin presencia de dolor lumbar.
  • Entumecimiento, debilidad u hormigueo en la pierna (parestesias).
  • En casos pocos frecuentes, pérdida del control de esfínteres, lo que podría indicar una afección grave llamada síndrome de la cola de caballo.

Síntomas de hernia discal en los niveles L4-L5 y L5-S1

Como hemos señalado, la gran mayoría de las hernias de disco se producen en la región inferior de la columna vertebral. A los síntomas característicos de la ciática habría que sumar:

  • Pinzamiento del nervio L5 (en el nivel L4–L5): debilidad en la extensión del dedo gordo del pie (y probablemente también en el tobillo), entumecimiento y dolor en la parte superior del pie, con irradiación hacia el glúteo.
  • Pinzamiento del nervio S1 (en el nivel L5–S1): pérdida del reflejo del tobillo e imposibilidad de elevar los dedos de los pies, entumecimiento y dolor que puede irradiarse hasta la planta o el exterior del pie.

También es posible tener una hernia de disco sin síntomas, que sólo aparecería en una imagen de la columna vertebral.

Los dolores lumbares provocados por la hernia de disco pueden llegar a ser incapacitantes.

TRATAMIENTO DE LA HERNIA DISCAL

El tratamiento conservador es siempre la primera opción. Existen varios tratamientos no quirúrgicos para aliviar el dolor y facilitar la curación a largo plazo:

  • Medicamentos: lo que puede incluir analgésicos, inyecciones de cortisona, relajantes musculares o más raramente opiáceos.
  • Fisioterapia y manipulación osteopática/quiropráctica: un fisioterapeuta puede ayudarte a encontrar posturas y ejercicios para minimizar el dolor.
  • Terapia con calor o hielo.

Pocas personas con hernia discal terminan necesitando cirugía, pero si el dolor y otros síntomas no remiten pasadas seis semanas, se podría considerar una cirugía de microdiscectomía. Mediante esta operación poco invasiva se alivia la presión sobre la raíz nerviosa, proporcionando un mejor entorno de curación al nervio. Por lo común, sólo la porción pequeña del disco que empuja contra la raíz del nervio es retirada, mientras que la mayor parte del disco intervertebral permanece intacta.

Como alternativa, algunas hernias pueden operarse con resultados similares por vía percutánea con ayuda de endoscopios.

Incapacidad por hernia discal con operación

Si has tenido que pasar por una operación para tratar tu hernia discal, tendrás muchas más probabilidades de que te sea concedida una incapacidad laboral, ya que podrías padecer secuelas derivadas de nuevas patologías e importantes limitaciones funcionales.

Además, en algunas personas la hernia discal puede ser recurrente. Un 10% de los pacientes, aproximadamente, presentará otra hernia de disco en el mismo lugar. En tal caso se podría considerar una cirugía de artrodesis lumbar para detener el movimiento del disco y retirar todo el material discal.

Incapacidad y grado de discapacidad por artrodesis lumbar

La artrodesis lumbar o cirugía de artrodesis vertebral lumbar es una intervención quirúrgica que se realiza con anestesia general con el fin de fusionar dos vértebras de forma permanente de manera que no se produzca ningún movimiento entre ellas. Para ello se fijan en la columna injertos óseos extraídos del propio paciente que se colocan con la ayuda de implantes metálicos. Al final lo que se pretende con esta operación es corregir las anomalías estructurales de la columna vertebral.

Se trata del último recurso cuando los tratamientos conservadores (fajas, masajes, medidas de higiene postural, antiinflamatorios y buenos hábitos alimenticios) han fallado.

A la hora de reclamar una incapacidad permanente por artrodesis lumbar habría que tener en cuenta tanto la documentación médica (contar con un informe pericial médico que demuestre el grado de afectación y la dificultad para la realización de actividades básicas del día a día) como el hecho de que la operación no haya dado los resultados esperados, experimentando el paciente dolores que le incapacitan para seguir ejerciendo cualquier trabajo. En tal caso se podría conseguir una incapacidad permanente total o incluso absoluta, así como también un grado de discapacidad por artrodesis lumbar.

ÚLTIMOS AVANCES EN HERNIA DISCAL

Avances sobre hernia discalPor suerte para los pacientes afectados, en los últimos años se están logrando grandes avances para el tratamiento de las hernias discales, sobre todo en el ámbito quirúrgico, mediante microcirugías mínimamente invasivas.

De este modo, se han desarrollado nuevas técnicas endoscópicas para tratar las patologías de columna. Una endoscopia con una óptica de alta definición permite reducir el tiempo de ingreso del paciente y una recuperación más rápida y con menores molestias postoperatorias.

En esta misma línea, el equipo de la Unidad del Dolor de Povisa, dirigido por el doctor Jorge Sobrino, ha comenzado a aplicar una novedosa e innovadora técnica conocida como Radiofrecuencia CoablativaIntradiscal. Esta técnica se basa en una tecnología nueva de alta frecuencia, la Resonancia Cuántica Molecular, que genera la energía precisa capaz de romper los vínculos moleculares del núcleo pulposo permitiendo la descomprensión discal. El resultado es una breve intervención de apenas media hora, seguida de una rápida recuperación que permite al paciente estar de regreso en su casa tres horas después de la intervención.

Pero los avances médicos no acaban ahí. Hace unos meses, la Unidad Integral de Neurocirugía de Equipo de la Torre, especializado en el diagnóstico y tratamiento de patologías de columna vertebral, ha incorporado a sus tratamientos las prótesis Elastic Spine Pad, que restauran las funciones naturales de los discos cervicales y lumbares. Se trata de unas prótesis para la sustitución de discos intervertebrales que preservan la movilidad, acortan la estancia hospitalaria y suponen un alivio significativo del dolor y una rápida vuelta a la normalidad gracias a que la cirugía de implantación es sencilla y reduce el riesgo de complicaciones postoperatorias.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre hernia discal¿Sabes que tal vez podrías obtener una pensión o paga por incapacidad permanente por hernia discal lumbar o cervical o un grado de discapacidad? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si tengo una hernia discal?

Como cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar.

Actualmente se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por hernia discal. Cuando el INSS ha concedido la incapacidad, la mayoría de las veces ha consistido en una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos una incapacidad permanente absoluta. También es verdad que, en multitud de ocasiones, la hernia de disco suele venir acompañada de otras patologías que pueden agravar el estado de salud de la persona afectada, alcanzando una Gran Invalidez. Es por ello que es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados si además de la hernia discal concurren otras patologías.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por hernia discal desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la hernia discal o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por hernia discal?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro hernia discal?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, cuando además de la hernia discal concurren otras patologías, se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo hernia discal, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la hernia discal que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la hernia discal si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú mismo quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por hernia discal?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si tengo una hernia discal y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, hernia de disco) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco hernia discal, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi hernia discal? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo hernia discal?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Pasar Tribunal Médico por hernias discales

Si es la primera vez que te enfrentas a un Tribunal Médico o si el INSS te ha citado para una revisión de grado, es muy probable que te sientas nervioso. Para que sepas en qué consiste y qué te puedes encontrar, te recomendamos leer este post donde te damos varios consejos para pasar un Tribunal Médico por hernias discales.

Lo más importante es que acudas con todos tus informes médicos bien preparados, que respondas a todas y cada una de las preguntas que te haga el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad, sin rebajar la importancia de tus síntomas, pero sin tampoco exagerarlos.

Ten en cuenta que, tratándose una patología física, es casi seguro que el valorador médico te pedirá realizar algunos movimientos corporales, algo a lo que no puedes negarte.

El Tribunal Médico valorará el tamaño, la ubicación y de qué manera afecta a las estructuras circundantes este tipo de discopatía, así como si se te han realizado todo tipo de tratamientos sin ninguna mejoría, o si se te ha practicado una cirugía mayor y aun así persisten las limitaciones.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de hernias discales.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?