Incapacidad laboral por rizartrosis

Si padeces rizartrosis o artrosis del pulgar, en Fidelitis podemos ayudarte a que se te reconozca una incapacidad laboral. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso, el grado de incapacidad permanente y la cuantía de la pensión que puedes conseguir.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA RIZARTROSIS

Definición RizartrosisLa rizartrosis o artrosis del pulgar es una patología degenerativa de la articulación trapecio-metacarpiana que une el dedo pulgar a la muñeca. La disposición de los ligamentos de esta articulación permite realizar el movimiento de pinza, mediante el cual unimos el pulgar con los dedos largos.

Este proceso artrósico degenerativo, cuya principal manifestación es una inflamación crónica, se debe al desgaste y envejecimiento del cartílago entre el primer hueso metacarpiano y el trapecio.

Las articulaciones están recubiertas por un tejido llamado cartílago que se ubica en el extremo de los huesos y sirve como amortiguador para absorber los golpes o movimientos bruscos. En la artrosis o artritis degenerativa esta capa de cartílago se desgasta causando la fricción entre esas superficies óseas, lo que provoca dolor y muy frecuentemente también deformidad.

Aunque se trata de una afección benigna, la rizartrosis es una enfermedad inflamatoria crónica que tiende a empeorar con el tiempo, y puede ser causa de incapacidad laboral, ya que tiene una importante repercusión en las actividades de la vida cotidiana (por ejemplo, pelar o cortar fruta, abrir la puerta, planchar o subirse la cremallera). Acciones aparentemente sencillas como manipular, coger, levantar o sujetar objetos pueden producir un dolor intenso en la persona que padece rizartrosis, pues tendrá el pulgar rígido y con el rango de movimiento limitado.

Hay muchos oficios y profesiones en los que el movimiento de pinza es fundamental: cirujanos, dentistas, jardineros, cocineros... Estas personas pueden verse abocadas a solicitar una baja laboral si su rizartrosis se agrava.

Al igual que la artrosis cervical y lumbar, es una artrosis de alta prevalencia que afecta más a las mujeres que a los hombres, y que, por lo general, suele iniciarse entre los 40 y 50 años. De hecho, según la Sociedad Española de Reumatología, dos de cada tres españoles mayores de 65 años sufre degeneración de la articulación que une el dedo pulgar y la muñeca.

También parece existir una relación entre la rizartrosis y otras dolencias como el síndrome del túnel carpiano.

¿La rizartrosis es causa de invalidez?

Dependerá, en última instancia, del grado de afectación y de las limitaciones funcionales, así como de la eficacia de los tratamientos prescritos, pero una rizartrosis puede ser causa de invalidez siempre que haya una pérdida de movilidad y sensibilidad de los dedos que impida o inhabilite para cualquier tipo de actividad laboral. En resumen, dichas limitaciones tienen que ser incapacitantes.

Esto es más evidente en determinadas profesiones que requieran esfuerzo físico, manejo de cargas o tareas de precisión. En estos casos lo más habitual es que se conceda una incapacidad permanente parcial, total para la profesión habitual o absoluta, cuando la rizartrosis reviste una especial gravedad.

¿El dedo en resorte tiene un grado de incapacidad?

El dedo en resorte o en gatillo es la denominación con la que comúnmente se conoce a la tenosinovitis estenosante. Esta patología, que afecta con mayor frecuencia al dedo pulgar de la mano dominante y en ocasiones también al anular, está causada por una inflamación de la vaina tendinosa de los tendones flexores que genera un atrapamiento de éstos a nivel de las poleas de los dedos. La polea más afectada suele ser la A1, aunque también puede ser más distal.

Los síntomas clínicos se caracterizan por la aparición de dolor en la zona distal de la palma junto a una sensación de atrapamiento o chasquido cuando se flexiona y extiende el dedo. También es frecuente la palpación de un nódulo al nivel de la polea implicada.

Se desconoce qué causa el dedo en resorte, pero sí hay una serie de factores de riesgo, como ser mujer y tener entre 40 y 60 años, además de actividades como la escalada o tocar ciertos instrumentos musicales.

Los trabajos manuales que provocan traumatismos repetidos sobre la palma de la mano generan una inflamación a nivel de la vaina de los tendones (tenosinovitis) y un engrosamiento del tendón en forma de nódulo o un aumento del grosor de la polea. Esto es bastante común en trabajos como mecánicos, fontaneros, albañiles y jardineros.

Si el dedo en gatillo no se trata a tiempo, puede permanecer como una molestia dolorosa o progresar. En los casos avanzados donde el dedo llega a atraparse, el paciente puede sufrir una rigidez articular permanente, necesitando cirugía.

Si el tratamiento conservador no ha hecho el efecto deseado o el dolor y las limitaciones en los dedos persisten después de someterse a intervención quirúrgica, es posible conseguir una incapacidad permanente por dedo en resorte en grado de total para la profesión habitual, así como el reconocimiento de enfermedad profesional.

CAUSAS DE LA RIZARTROSIS

Causas RizartrosisLo que habitualmente causa la rizartrosis es el desgaste del cartílago en la zona trapecio-metacarpiana de la base del pulgar. También puede deberse a esguinces o fracturas articulares previas.

Existen varios factores de riesgo:

  • Edad: el envejecimiento aumenta el riesgo de padecer artrosis.
  • Sexo: la prevalencia es mayor en mujeres, especialmente en aquéllas en edad postmenopáusica.
  • Genética: hay una mayor predisposición a sufrir artrosis del pulgar cuando existen antecedentes familiares.
  • Obesidad y sedentarismo: el sobrepeso aumenta el desgaste articular.
  • Sufrir de artritis reumatoide o síndrome del túnel carpiano.
  • Factores hormonales: como la menopausia precoz o los desequilibrios hormonales.
  • Factores mecánicos: haber realizado de manera habitual durante largo tiempo trabajos manuales (los relacionados con la hostelería, peluquería, limpieza o albañilería, por ejemplo) puede aumentar el riesgo de padecer rizartrosis.

SÍNTOMAS DE LA RIZARTROSIS

Síntomas RizartrosisEl síntoma inicial y más característico de la rizartrosis es el dolor continuado en la base del pulgar, que puede aparecer en ambas manos, aunque suele ser más intenso en la dominante. Este dolor mejora con el reposo y aumenta con el inicio de la actividad. A no ser que la artrosis esté en un estadio muy avanzado, no suele doler por la noche.

Otros síntomas comunes son:

  • Hinchazón de la base del pulgar.
  • Dificultad para realizar gestos manuales.
  • Sensación de rigidez en la articulación trapecio-metacarpiana.
  • Ruidos anómalos o chasquidos durante el movimiento de la articulación.
  • Contractura de los músculos extensores y flexores de los dedos y la muñeca (cuando hay alteraciones en los ligamentos).
  • Aspecto huesudo de la articulación del pulgar.
  • Deformidad que imposibilita realizar movimientos simples con los dedos de las manos.
  • Pérdida progresiva de fuerza (en los estadios más avanzados).

A medida que se agrava la rizartrosis, más fuerza pierde el dedo y mayor es la destrucción y deformidad de la articulación.

TRATAMIENTO DE LA RIZARTROSIS

Tratamiento RizartrosisEl tratamiento de la rizartrosis dependerá del grado de afectación y del estadio en que se encuentre la patología. En las fases iniciales lo que se busca es aliviar el dolor, frenar la evolución de la enfermedad y mejorar la funcionalidad de la mano, utilizando para ello distintos fármacos (antiinflamatorios, analgésicos, corticoides o infiltraciones de ácido hialurónico), junto a férulas u órtesis que ayuden a descansar a la articulación inmovilizando el pulgar.

También es útil la aplicación de hielo y las sesiones de fisioterapia para fortalecer la musculatura de la mano y la movilidad articular.

En aquellos pacientes que no responden a las terapias conservadoras o que tienen dolor crónico durante más de 6 meses se puede considerar el tratamiento quirúrgico. El principal objetivo de la cirugía es evitar el dolor y aumentar el movimiento del pulgar y la fuerza de la mano.

Existen varios tipos de intervenciones, más o menos invasivas:

  • Artroplastia: reconstrucción de la articulación dañada mediante prótesis.
  • Artrodesis: fusión o alineación de los huesos de la articulación trapecio-metacarpiana.
  • Artroscopia: extirpación de una parte del hueso trapecio carpiano.
  • Trapeciectomía con ligamentoplastia: extirpación del hueso trapecio carpiano y reconstrucción de los ligamentos.

ÚLTIMOS AVANCES EN RIZARTROSIS

Algunos de los últimos avances en rizartrosis están enfocados a las órtesis, que ahora, gracias a la combinación de escaneado 3D y fabricación aditiva, son totalmente personalizadas, algo que mejora sustancialmente las limitaciones de las órtesis tradicionales.

En el hospital de Basurto, en Bilbao, son pioneros en el desarrollo de un concepto clínico en pacientes de rizartrosis de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) con digitalización 3D de la mano del paciente mediante el uso de un escáner 3D de luz estructurada. A partir del modelo anatómico 3D se crea una férula personalizada.

Para el alivio de dolor también se ha avanzado en tratamientos innovadores como la crioterapia y los ultrasonidos, que disminuyen la inflamación.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico Rizartrosis¿Quieres saberlo todo sobre baja laboral por artrosis en las manos e incapacidad por rizartrosis? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco rizartrosis?

Como cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar.

Actualmente se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por rizartrosis o artrosis del pulgar. Cuando el INSS ha concedido la incapacidad, la mayoría de las veces ha consistido en una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos una incapacidad permanente absoluta. También es verdad que, en multitud de ocasiones, la rizartrosis suele venir acompañada de otras patologías que pueden agravar el estado de salud de la persona afectada, alcanzando una Gran Invalidez. Es por ello que es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados si además de la rizartrosis concurren otras patologías.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por rizartrosis desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la rizartrosis o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por rizartrosis?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro rizartrosis?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, cuando además de la rizartrosis concurren otras patologías, se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo rizartrosis, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la rizartrosis? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por rizartrosis si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú mismo quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por rizartrosis?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si tengo rizartrosis y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, rizartrosis o artrosis del pulgar) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco rizartrosis, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por tener rizartrosis? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo rizartrosis?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de rizartrosis y otras patologías de las manos.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?