Discapacidad e incapacidad permanente por escoliosis

Si padeces escoliosis o cifosis, en Fidelitis podemos ayudarte a que se te reconozca un grado de discapacidad o una incapacidad permanente junto con su correspondiente pensión. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA ESCOLIOSIS

Definición de escoliosisLa escoliosis es una desviación de la columna vertebral, que, en lugar de estar recta, se tuerce y se curva hacia un lado, en forma de C o de S. Esto puede provocar deformidades y asimetrías corporales, como que la cadera o las costillas sobresalgan más de un lado que del otro o que un hombro esté más alto que el otro.

Esta patología está presente sobre todo en niños y adolescentes, durante el período de crecimiento anterior a la pubertad. Se calcula que aproximadamente el 3% de los adolescentes tienen escoliosis. Algunas personas son más propensas a sufrir encorvamiento de la columna vertebral. La prevalencia es más alta en las niñas.

Una de las causas más comunes es el desarrollo rápido del esqueleto, aunque también puede ser de origen hereditario.

La mayoría de los casos de escoliosis son leves, pero algunas deformidades de la columna vertebral continúan empeorando a medida que los niños crecen, pudiendo llegar a ser una enfermedad incapacitante. Una curvatura muy pronunciada en la columna vertebral reduce el espacio dentro del pecho, lo que dificulta el funcionamiento correcto de los pulmones.

Para los casos más graves se puede necesitar cirugía para enderezar la curvatura de la columna.

Tipos de escoliosis

Los médicos traumatólogos clasifican la curvatura de la escoliosis en función de los grados:

  • Curvatura leve: cuando no llega a los 20 grados.
  • Curvatura moderada: cuando está entre los 25 y los 40 grados.
  • Curvatura grave: cuando supera los 50 grados.

Según la porción de columna afectada, se suele distinguir entre:

  • Escoliosis lumbar: parte baja de la espalda.
  • Escoliosis dorsal: parte superior de la columna.
  • Escoliosis dorso lumbar: zona céntrica y baja de la espalda.

Y si tomamos como referencia la edad, se habla de:

  • Escoliosis infantil: en niños menores de 3 años.
  • Escoliosis juvenil: en niños de 4 a 10 años.
  • Escoliosis adolescente: en niños de entre 11 y 18 años.

Otros tipos de escoliosis son la escoliosis congénita (defectos de nacimiento que afectan la formación de los huesos de la columna vertebral) y la escoliosis neuromuscular (causada por un problema en el sistema nervioso que afecta los músculos, como la parálisis cerebral infantil o la distrofia muscular).

Discapacidad por cifosis

La cifosis es una curvatura exagerada hacia delante de la espalda. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, es más común en mujeres mayores. La cifosis relacionada con la edad a menudo se explica por la debilidad de los huesos de la columna vertebral, que hace que se fracturen y compriman. La cifosis grave puede ocasionar dolor y desfiguración, como arqueamiento o redondeo de la espalda en forma de joroba.

Existen varios tipos de cifosis dependiendo de las causas:

  • Cifosis postural: suele aparecer en la adolescencia, y se debe a posturas incorrectas.
  • Enfermedad de Scheuermann: esta enfermedad causa que las vértebras tengan forma de cuña, en vez de forma rectangular.
  • Cifosis congénita: varias vertebras se fusionan y los huesos no se desarrollan de manera correcta durante la fase embrionaria.

CAUSAS DE LA ESCOLIOSIS

Causas de escoliosisEn más del 85% de los casos su causa es desconocida (idiopática), o bien se trata de escoliosis hereditaria.

Los tipos menos frecuentes de escoliosis pueden deberse a afecciones neuromusculares, defectos de la formación de la columna vertebral durante la vida embrionaria (como una hemivértebra) o lesiones o infecciones de la columna vertebral.

También puede surgir como consecuencia de otras enfermedades, como el Síndrome de Marfan o la espina bífida.

SÍNTOMAS DE LA ESCOLIOSIS

El síntoma más común y visible de la escoliosis es la curvatura de la columna vertebral (que es más perceptible cuando la persona se inclina hacia adelante), y que además suele llevar aparejado dolor de espalda, contracturas musculares, cefaleas y dificultad para respirar.

Otros síntomas típicos son:

  • Hombros desparejos.
  • Un omóplato que parece más prominente que el otro.
  • Una cadera más alta o abultada que la otra.
  • Cabeza descentrada con respecto a las caderas.
  • Cansancio en la espalda tras largos períodos de tiempo permaneciendo de pie o sentado.

Los adultos que padecieron escoliosis en la infancia tienen mayor probabilidad de sufrir lumbalgia crónica que el resto de la población. Además, muchas personas con deformidades en la columna suelen avergonzarse de su aspecto, lo que puede dificultar su integración social, afectiva y también laboral.

TRATAMIENTO DE LA ESCOLIOSIS

Tratamiento de escoliosisEl tratamiento de la escoliosis deberá ser individualizado, y tendrá en cuenta diferentes factores como: la gravedad de la curvatura, su patrón (las curvaturas dobles, también conocidas como "curvaturas con forma de S", tienden a empeorar con mayor frecuencia que las curvaturas con forma de C), su ubicación (las ubicadas la región torácica empeoran con mayor frecuencia que las localizadas en la parte superior o inferior de la columna vertebral), la edad y la madurez de la persona.

Si los huesos aún están en desarrollo, el médico podría recomendar el uso de dispositivos de inmovilización. El tratamiento ortopédico (corsé/collarín) no sirve para corregir una curvatura ya existente en la columna vertebral, pero puede impedir que esa curvatura empeore. Las medidas ortopédicas son el método de tratamiento más eficaz con curvas de menos de 40 grados, pero no impiden la progresión de la escoliosis en pacientes que han llegado al final de la etapa de crecimiento.

Como tratamiento complementario se emplea la rehabilitación para mejorar la postura y fortalecer los músculos, así como cambios en la alimentación y en la nutrición.

La cirugía sólo está recomendada en curvas mayores de 45 grados en una columna madura desde el punto de vista óseo, o en curvas vertebrales que no hayan respondido al uso del corsé. El tipo de cirugía más frecuente para la escoliosis es la conocida como fusión espinal, por medio de la cual los cirujanos unen dos o más vértebras para que no puedan moverse de forma independiente.

ÚLTIMOS AVANCES EN ESCOLIOSIS

Los investigadores han desarrollado técnicas cada vez más avanzadas para tratar la escoliosis de manera eficiente y hoy en día existen bastantes tratamientos quirúrgicos. La mayoría de estos procedimientos incluyen el uso de implantes atornillados en la columna vertebral, la fusión de los discos vertebrales para reducir la curvatura y la ostectomía (extracción quirúrgica de trozos de hueso).

Las técnicas más novedosas para el tratamiento de la escoliosis son:

  • La Cirugía Correctiva de Escoliosis Anterior, también conocida como Anclaje Corporal Vertical (VBT), mediante el cual se extrae la costilla más baja y se quitan y/o remodelan algunas vértebras. Este procedimiento puede incluirse en la categoría de cirugía mayor y el paciente deberá someterse a anestesia general. No es eficaz para tratar la escoliosis de adultos.
  • Las Barras de Crecimiento Controladas Magnéticamente (MCGR), que funcionan mediante un control remoto externo fuera del cuerpo del paciente para alargar la varilla controlada magnéticamente. Los tornillos se unen quirúrgicamente a la columna por encima y por debajo de la curvatura, que luego se alargarán durante los procedimientos quirúrgicos de seguimiento. Este procedimiento no elimina la necesidad de una cirugía, ya que puede requerir múltiples o al menos una segunda cirugía para la fusión espinal después de que el niño alcance la madurez esquelética.
  • Aún en fase experimental está el llamado ApiFix, un dispositivo que se implanta y se atornilla a la columna vertebral. Lo singular de este tratamiento quirúrgico es que no es de fusión. Reduce el punto de la curvatura y sólo se usa cuando el riesgo de progresión es bajo.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre escoliosis¿Quieres saberlo todo sobre incapacidad laboral y discapacidad por escoliosis? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco escoliosis?

Como cualquier enfermedad, lo que determina el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar.

Actualmente se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por escoliosis y cifosis. Cuando el INSS ha concedido la incapacidad, la mayoría de las veces ha consistido en una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos una incapacidad permanente absoluta. También es verdad que, en multitud de ocasiones, la escoliosis suele venir acompañada de otras patologías que pueden agravar el estado de salud de la persona afectada, alcanzando una Gran Invalidez. Es por ello que es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados si además de la escoliosis concurren otras patologías.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por escoliosis desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la escoliosis o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por escoliosis?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro escoliosis?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, cuando además de la escoliosis concurren otras patologías, se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo escoliosis, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la escoliosis? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por escoliosis si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú mismo quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres presentar en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por escoliosis?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si tengo escoliosis y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, escoliosis o cifosis) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco escoliosis, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por tener escoliosis? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo escoliosis?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Tribunal Médico por escoliosis

Si es la primera vez que te enfrentas a un Tribunal Médico o si el INSS te ha citado para una revisión de grado, es muy probable que te sientas nervioso. Para que sepas en qué consiste y qué te puedes encontrar, te recomendamos leer este post donde te damos varios consejos para pasar un Tribunal Médico por escoliosis.

Lo más importante es que acudas con todos tus informes médicos bien preparados, que respondas a todas y cada una de las preguntas que te haga el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad, sin rebajar la importancia de tus síntomas, pero sin tampoco exagerarlos.

Ten en cuenta que, tratándose una patología física, es casi seguro que el valorador médico te pedirá realizar algunos movimientos lumbares y corporales, algo a lo que no puedes negarte.

El Tribunal Médico valorará la gravedad y la ubicación de la curvatura de tu columna, así como si se te han realizado todo tipo de tratamientos sin ninguna mejoría, o si se te ha practicado una cirugía mayor y aun así persisten las limitaciones.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de escoliosis y otras patologías de la espalda y la columna.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?