Incapacidad Laboral Permanente por EPOC

Si padeces EPOC y quieres saber si tienes derecho a una incapacidad laboral permanente o a un grado de discapacidad, en Fidelitis queremos ayudarte. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso y el tipo de pensión que puedes obtener.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA EPOC

Definición de la EPOCLa enfermedad pulmonar obstructiva crónica (más conocida por las siglas EPOC) es una enfermedad progresiva que dificulta la respiración debido a la obstrucción de las vías respiratorias. Esta patología, que puede resultar incapacitante y que tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas que la sufren, consiste en una inflamación crónica de la mucosa bronquial que hace que se produzca un moco anómalo que causa la obstrucción de las vías aéreas. Como resultado, se impide la correcta oxigenación del organismo y de la sangre, lo que se traduce en una pérdida de la función pulmonar.

Enfisema y bronquitis crónica

El enfisema y la bronquitis crónica son las dos afecciones más frecuentes que contribuyen a desarrollar la EPOC.

El enfisema consiste en un ensanchamiento de los alvéolos y la destrucción de sus paredes a causa, fundamentalmente, de la exposición dañina al humo del tabaco y a otros gases y partículas nocivas.

La bronquitis crónica es la inflamación del revestimiento de los bronquios, y se caracteriza por la tos diaria y la producción de esputo.

Ambas enfermedades están estrechamente ligadas y suelen presentarse simultáneamente, o bien una acaba provocando la otra. En el enfisema, la reducción del flujo de aire es permanente, en tanto que en la bronquitis crónica la inflamación de las pequeñas vías aéreas, la cicatrización de sus paredes, la hinchazón de su revestimiento y la mucosidad favorecen la obstrucción.

La EPOC es una de las afecciones respiratorias más comunes en los adultos (se estima que afecta en torno a un 10% de la población mayor de 40 años), sin distinción de sexos. Detectarla en ocasiones es dificultoso porque se trata de una enfermedad silenciosa que aparece lentamente. En la mayoría de los casos es diagnosticada en personas de edad avanzada.

La EPOC es la segunda causa de incapacidad laboral después de las enfermedades cardiacas.

En la actualidad es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Según estimaciones de la OMS, más de 210 millones de personas padecen una EPOC, de las que más de 80 millones la presentan de forma moderada o grave.

EPOC: grados de incapacidad y discapacidad

Lo primero que hay que dejar claro es que el hecho de tener un diagnóstico de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica no garantiza que se te vaya a reconocer la incapacidad por EPOC. Para ello será necesario que los valores extraídos de la espirometría y de las pruebas de esfuerzo denoten unas limitaciones funcionales que afecten a tu capacidad para trabajar.

Lo habitual es que por EPOC se conceda la incapacidad permanente en grado de:

  • IP Total para la profesión habitual: cuando el Volumen Espiratorio forzado el primer segundo (FEV1) obtenido en la espirometría se encuentre entre el 49% y el 64% (afectación moderada), y siempre que tu profesión requiera de una importante exigencia física y realización de esfuerzos.
  • IP Absoluta: cuando el FEV1 se sitúe por debajo del 35% (afectación severa), o cuando, encontrándose entre el 33% y el 49%, se demuestren patologías asociadas con relevancia funcional.

Para la valoración de la discapacidad por EPOC se aplican los criterios establecidos en el capítulo 4 del Real Decreto 1971/1999 siguiendo los parámetros determinados por el neumólogo en las pruebas médicas. El grado de discapacidad puede variar entre un 25% (para los casos más leves) hasta un 65% o más para los de mayor gravedad.

CAUSAS DE LA EPOC

Causas de la EPOCLa primera causa de la EPOC en los países desarrollados es el tabaquismo, aunque existen otros factores que también pueden contribuir a la enfermedad: el aire contaminado, los vapores químicos o incluso el polvo. Es por ello que esta patología incide especialmente en sectores como la minería o la metalurgia, así como en los trabajadores que están expuestos al polvo.

Los principales factores de riesgo para desarrollar una EPOC son:

  • Inhalación del humo del tabaco. El tabaquismo crónico provoca un proceso inflamatorio que, tras muchos años, hace que surja la enfermedad. Se estima que entre el 10 y el 15% de las personas que fuman acaban desarrollando una EPOC. La combinación de asma con el tabaquismo aumenta aún más el riesgo.
  • Polución atmosférica. El monóxido de carbono y el óxido de sulfuro generados por la combustión de gasolina, los hidrocarburos de los automóviles o el ozono provocan irritación de las vías respiratorias. De hecho, la bronquitis crónica es dos veces más frecuente en las zonas industriales y en las grandes urbes que en el campo. Este factor combinado con el anterior explica la mayor parte de casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Exposición ocupacional a polvos (cereales, metalurgia) y productos químicos (vapores, sustancias irritantes y gases).
  • Gases de la combustión para cocinar y calentar en hogares con mala ventilación.
  • Edad. La EPOC es una enfermedad progresiva que se agrava con el tiempo. La mayoría de las personas tiene al menos 40 años cuando comienzan los síntomas.
  • Genética. Un trastorno genético poco frecuente llamado deficiencia de alfa-1 antitripsina está detrás de algunos casos de EPOC.

Las personas con EPOC tienen un mayor riesgo de padecer infecciones respiratorias, enfermedades cardiacas, cáncer de pulmón, presión arterial alta e incluso depresión, al impedirles realizar aquellas actividades dque disfrutaban.

SÍNTOMAS DE LA EPOC

Síntomas de la EPOCLos síntomas de la EPOC no suelen aparecer hasta que ya existe un daño significativo en los pulmones y, por lo general, empeoran con el tiempo, en especial si el paciente sigue expuesto al humo del tabaco. Los síntomas iniciales pueden manifestarse al cabo de 5 o 10 años de fumar o inhalar gases contaminantes y consisten principalmente en tos y expectoración.

Otros síntomas recurrentes son:

  • Dificultad respiratoria (disnea) al esfuerzo, muchas veces lentamente progresiva.
  • Tos crónica y aumento de la mucosidad, sobre todo al levantarse por la mañana.
  • Ruidos respiratorios o sibilancias.
  • Presión en el pecho.
  • Tendencia a sufrir resfriados.
  • Pérdida de peso involuntaria (en los estadios más avanzados).
  • Hinchazón en las piernas (debido a la insuficiencia cardiaca).

En el peor de los casos, los síntomas de la EPOC pueden derivar en un ingreso hospitalario o en un deterioro muy importante de la función pulmonar. Las exacerbaciones son episodios de agudización en los que el paciente sufre un empeoramiento sostenido de los síntomas respiratorios habituales, y están provocadas en más del 50% de los casos por infecciones bacterianas o víricas.

TRATAMIENTO DE LA EPOC

Tratamiento para la EPOCLa medida más importante en cualquier plan de tratamiento para la EPOC es abandonar el hábito del tabaquismo. Como no es una decisión fácil, es recomendable acudir a un centro de salud, donde te pueden ayudar a dejar de fumar, incluso prescribiéndote, si es necesario, medicamentos reemplazantes de la nicotina o apuntándote a grupos de apoyo.

También es fundamental mantener un buen estado de salud general, realizar ejercicios y seguir una alimentación sana y equilibrada para aumentar la resistencia del cuerpo a las infecciones. En buena medida las mejorías en la respiración se pueden lograr practicando deporte, pero siempre bajo supervisión médica y con el asesoramiento de especialistas.

Como refuerzo, hay un tratamiento farmacológico orientado a reducir los síntomas crónicos de la enfermedad, disminuir la frecuencia y gravedad de las agudizaciones y mejorar el pronóstico.

Entre los medicamentos más usados (la mayor parte de ellos inhaladores) están:

  • Broncodilatadores: aumentan el diámetro de los bronquios cuando se han estrechado.
  • Anticolinérgicos: actúan como los broncodilatadores de acción corta o larga.
  • Corticoides: desinflaman la mucosa bronquial.
  • Antiinflamatorios.
  • Antibióticos: cuando se produce una infección respiratoria como la bronquitis aguda o la neumonía que agrava los síntomas. Los antibióticos ayudan a tratar las reagudizaciones, pero sólo como medida preventiva.

También existen terapias pulmonares como la oxigenoterapia y la ventilación mecánica domiciliaria o los programas de rehabilitación pulmonar.

En los casos más graves de enfisema, cuando se han agotado todas las opciones terapéuticas, se recomienda cirugía para reducir el volumen pulmonar, bullectomía (“burbujas” de aire atrapado) o, para pacientes con EPOC en fase terminal, trasplante de pulmón.

ÚLTIMOS AVANCES EN EPOC

Los avances médicos en EPOC han sido enormes en los últimos años. Nuevos estudios sobre triple terapia para pacientes con la enfermedad más avanzada y en riesgo de exacerbación han demostrado que repercute beneficiosamente en su calidad de vida: se encuentran mejor, tienen menos fatiga y toleran mejor el ejercicio. La triple terapia combina dos broncodilatadores y el corticoide inhalado en un dispositivo único. Se trata de medicamentos inhalados nuevos del grupo de agonistas adrenérgicos de acción prolongada (LABA), anti-muscarínicos de acción prolongada (LAMA) y corticoides inhalados (ICS).

Actualmente hay en marcha diferentes ensayos clínicos a escala mundial que analizan la eficacia de medicamentos innovadores que pueden ser capaces de frenar la progresión de la enfermedad, como los nuevos agentes antiinflamatorios (inhibidores de la MAPK, losapimod) y los anticuerpos monoclonales (canakinumab, benralizumab, mepolizumab).

Otro fármaco recientemente aprobado para personas con EPOC grave y síntomas de bronquitis crónica es el roflumilast (Daliresp), un inhibidor de la fosfodiesterasa tipo 4, que reduce la inflamación de las vías respiratorias y las relaja.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre la EPOCSi padeces EPOC, ¿sabes podrías obtener una pensión por discapacidad, incapacidad laboral o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco EPOC?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar, pero al tratarse de una patología que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponderte una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por EPOC desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la EPOC o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por EPOC?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro EPOC?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo EPOC, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la EPOC que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la EPOC si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por EPOC?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado de EPOC y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, EPOC) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco EPOC, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi EPOC? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo EPOC?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de enfermedades respiratorias y EPOC:

  • AMALEPOC: Asociación Malagueña enfermos de EPOC
  • APEAS: Asociación de EPOC y Apnea del Sueño
  • ASMAASTURIAS: Asociación para la investigación y la lucha contra el tabaquismo, el asma, la EPOC, la apnea del sueño y demás riesgos y enfermedades respiratorias del Principado de Asturias
  • ASBIEPOC: Asociación de apoyo a los pacientes con EPOC de Bizkaia

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?