Incapacidad Permanente por Cardiopatía Isquémica

Si padeces cardiopatía isquémica y quieres solicitar una incapacidad laboral, en Fidelitis lucharemos por tus derechos y te ayudaremos a obtener la incapacidad permanente o un grado de discapacidad. Déjanos asesorarte y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso y la cuantía de la pensión que puedes obtener.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Definición de Cardiopatía Isquémica CrónicaLa cardiopatía isquémica o enfermedad coronaria se produce cuando las arterias que irrigan sangre al músculo del corazón se obstruyen, de manera parcial o completa, haciendo que llegue un menor flujo de sangre y causando un desequilibrio en el aporte de oxígeno al miocardio (tejido muscular del corazón).

A esto se llega mediante un proceso de arteriosclerosis, que consiste en la formación de colágeno y acumulación de lípidos y células inflamatorias que provocan el estrechamiento (estenosis) de las arterias coronarias.

Este proceso por lo general se produce de manera paulatina. Durante los años se va acumulando grasa en las paredes de las arterias (también llamadas placas de ateroma), que poco a poco van dificultando el paso de la sangre y endureciendo la pared de las mismas, volviéndose gruesa y poco flexible.

Es muy frecuente que las personas con cardiopatía isquémica tengan arteriosclerosis en otros territorios vasculares, pudiendo desarrollar en el futuro arteriopatía periférica y/o ictus.

La cardiopatía isquémica sigue siendo la primera causa de muerte en adultos, tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

Se estima que la enfermedad cardiovascular es la causa de 4 millones de fallecimientos cada año en Europa, lo que representa el 47% de todas las muertes. La incidencia en edades comprendidas entre los 65 y 94 años se duplica en los varones y se triplica en las mujeres respecto a edades entre 35 y 64 años. En los hombres es más frecuente la presentación en forma de infarto, mientras que en las mujeres se da más la angina de pecho.

Tipos de cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica se puede manifestar en forma de:

1- Infarto agudo de miocardio

Es una enfermedad grave que ocurre debido a la obstrucción de una arteria coronaria por un trombo, lo que provoca necrosis en el territorio que se queda sin riego sanguíneo. La importancia y gravedad del infarto de miocardio dependerá de la cantidad de músculo cardiaco afectado.

Recibir lo antes posible atención médica y hospitalaria en estos casos es vital, ya que una vez muere la porción de músculo cardiaco es imposible recuperar su función. Sin embargo, el daño se puede interrumpir si el miocardio vuelve a recibir sangre por medio de procedimientos que desatasquen la arteria bloqueada.

El infarto suele ser un evento repentino e inesperado que se puede dar en personas sanas, aunque es más frecuente en quienes tienen factores de riesgo y en personas que ya han padecido anteriormente otra manifestación de cardiopatía isquémica.

2- Angina de pecho estable

Se trata de un síntoma de dolor recurrente en el tórax a causa de isquemia miocárdica. Suele durar entre uno y 15 minutos, y se localiza en la zona del esternón, aunque puede irradiarse a la mandíbula, la garganta, el hombro, la espalda y el brazo o la muñeca izquierdos.

Por lo general, el dolor de la angina se desata después de realizar ejercicio físico o padecer estrés emocional, y se alivia a los pocos minutos con reposo o nitroglicerina sublinlingual.

3- Angina de pecho inestable

Se suele interpretar como una señal de riesgo de infarto agudo de miocardio o muerte súbita. La angina inestable se desencadena igual que el infarto, aun cuando no existe una oclusión completa de la arteria coronaria por el trombo y no se ha llegado a producir muerte de células cardiacas.

Se puede manifestar en reposo con dolor u opresión que comienza en el centro del pecho y puede extenderse a brazos, cuello, mandíbula y espalda. Los síntomas son similares a los del infarto, aunque de menor duración e intensidad.

Debe ser tratada como una emergencia, puesto que hay un elevado riesgo de producirse un infarto, una arritmia grave o muerte súbita.

Invalidez por claudicación intermitente

La claudicación intermitente forma parte de las enfermedades vasculares periféricas y debe su nombre al efecto claudicante que produce el esfuerzo físico. Surge por obstrucción progresiva de las arterias que nutren las extremidades (en el 90% de los casos afecta a las extremidades inferiores), y se caracteriza por la aparición de un intenso dolor muscular en las piernas, la pantorrilla o el muslo, que se suele dar sobre todo al caminar o realizar alguna actividad física y que mejora en reposo. Es más común en el hombre que en la mujer, y suele aparecer en personas mayores de 60 años.

Existen diferentes grados de claudicación intermitente. En algunos casos puede llegar a ser una enfermedad incapacitante.

Se podrá obtener la invalidez cuando el trabajo en cuestión requiera de grandes marchas y actividad física, estar de pie de forma prolongada o ejercicio de miembros inferiores. Al ser compatible con trabajos que no exijan estar en movimiento, lo más habitual es conseguir una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y muy rara vez la absoluta (sólo cuando haya una pluripatología).

CAUSAS DE LA CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Causas de Cardiopatía Isquémica CrónicaLa causa de la cardiopatía isquémica es la arteriosclerosis, una inflamación crónica de las arterias que provoca un endurecimiento y acumulación de placas de colesterol en sus paredes, lo que favorece la formación de trombos.

La arterioesclerosis puede afectar a todas las arterias del cuerpo y provocar diferentes síntomas en función del órgano afectado:

  • Si se produce en las arterias que llevan la sangre al cerebro, puede ocasionar un ictus o accidente vascular cerebral.
  • Si se produce en las arterias de las piernas, puede provocar dolores al caminar.
  • Si se produce en las arterias que transportan la sangre al propio corazón, puede desencadenar una angina de pecho o un infarto de miocardio.

Factores de riesgo

Existen una serie de factores de riesgo que contribuyen a la arteriosclerosis:

  • Edad avanzada.
  • Sexo masculino (es más común en los hombres, aunque la frecuencia en las mujeres se iguala a partir de la menopausia).
  • Antecedentes familiares de cardiopatía isquémica antes de los 50 años.
  • Alta concentración de colesterol LDL (malo) en sangre y disminución de los valores de colesterol HDL (bueno).
  • Tabaquismo.
  • Diabetes mellitus.
  • Obesidad o hipertensión arterial.
  • Mala alimentación.
  • Sedentarismo.

Las personas con múltiples factores de riesgo están más expuestas a padecer enfermedad obstructiva de las arterias coronarias.

SÍNTOMAS DE LA CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Los síntomas de la cardiopatía isquémica variarán en función del tipo de que se trate, pudiendo comprender alguno de los siguientes estados: angina de pecho, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardiaca, arritmias o muerte súbita.

Dependiendo de su naturaleza y gravedad, los síntomas más habituales son:

  • Dolor torácico intenso.
  • Dolor de cuello o de mandíbula.
  • Dolor de brazo o de hombro.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco.
  • Dificultad para respirar.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración.
  • Fatiga.

Asimismo, es posible que algunas personas no experimenten ningún signo o síntoma (isquemia silenciosa), siendo detectada casualmente cuando se les hace un electrocardiograma, un ecocardiograma o cuando se les realiza una prueba de esfuerzo (ergometría).

La cardiopatía isquémica es una enfermedad limitante crónica que puede condicionar la vida social y laboral de quien la padece.

TRATAMIENTO DE LA CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Tratamiento para Cardiopatía Isquémica CrónicaLa detección precoz es fundamental para el tratamiento de la cardiopatía isquémica, ya que así se pueden evitar graves daños funcionales en el organismo (que pueden llegar a ser irreparables), y la necesidad de tratamientos más invasivos. Si se detecta a tiempo, sólo con tratamiento farmacológico y cambio de hábitos se puede retrasar la progresión de la arteriosclerosis para prevenir el desarrollo de complicaciones coronarias futuras.

  • Tratamiento farmacológico: analgésicos, antiagregantes plaquetarios, betabloqueantes, antagonistas de calcio y estatinas.
  • Tratamiento quirúrgico (para los casos más graves): angioplastia, colocación de stents, derivaciones aórticas y by-pass

Llevar un estilo de vida saludable es muy importante para que no se repitan episodios de cardiopatía isquémica:

  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Dieta baja en grasas saturadas y colesterol.
  • Reducir el peso si existe obesidad o sobrepeso.
  • Controlar la presión arterial.
  • Realizar actividad física de manera regular acorde a las posibilidades del paciente.

ÚLTIMOS AVANCES EN CARDIOPATÍA ISQUÉMICA

Los avances tecnológicos, combinados con la ciencia biomédica, son constantes y abren nuevos horizontes de esperanza en la investigación de la cardiopatía isquémica, al tiempo que se mejoran las técnicas en cirugía de revascularización miocárdica y angioplastia coronaria.

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y la Clínica Universidad de Navarra (CUN) lideran dos proyectos internacionales de regeneración cardíaca financiados por la Comisión Europea. Su objetivo es promover la investigación en terapia celular, una forma de medicina regenerativa que incluye el trasplante de células madre para la reparación de los tejidos u órganos dañados.

El proyecto REANIMA aborda uno de los grandes retos actuales de la biomedicina: conseguir la traslación del conocimiento básico en biología regenerativa a su aplicación médica; en este caso, a la regeneración del corazón. Hasta ahora, los ensayos clínicos basados en la introducción de células madre en el corazón no han dado los resultados esperados. Sin embargo, los estudios de regeneración cardíaca espontánea e inducida en modelos animales sugieren un cambio de paradigma hacia la reactivación de mecanismos regenerativos endógenos.

La Clínica Universidad de Navarra, por su parte, lidera el proyecto BRAVƎ, un estudio internacional que tiene como objetivo que las personas que sufren cardiopatía isquémica recuperen la funcionalidad de su corazón mediante la regeneración de tejido cardíaco. BRAVƎ combina los últimos avances científicos y tecnológicos en terapia celular y bioingeniería o medicina regenerativa (como la impresión en 3D, biomateriales y células madre) con el modelado computacional y de bioingeniería avanzada para crear en el laboratorio un dispositivo biológico capaz de bombear a la vez que un corazón enfermo, dándole soporte.

Asimismo, un equipo del CNIC, dirigido por Borja Ibáñez, ha creado una terapia preventiva que bloquea los receptores de adrenalina y reduce los daños del músculo cardiaco al 25%.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento sobre Cardiopatía Isquémica CrónicaSi padeces cardiopatía isquémica crónica, ¿sabes podrías obtener una pensión por discapacidad, incapacidad permanente o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco cardiopatía isquémica?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar, pero al tratarse de una patología que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponderte una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por cardiopatía isquémica desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la cardiopatía isquémica o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por cardiopatía isquémica?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro una cardiopatía isquémica?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo cardiopatía isquémica, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la cardiopatía isquémica que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información estrictamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la cardiopatía isquémica si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por cardiopatía isquémica?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si padezco una cardiopatía isquémica y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, cardiopatía isquémica) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si sufro de cardiopatía isquémica, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por mi cardiopatía isquémica? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de mi cardiopatía isquémica?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Tribunal médico por insuficiencia cardiaca o infarto

Si es la primera vez que te enfrentas a un Tribunal Médico o si el INSS te ha citado para una revisión de grado, es muy probable que te sientas nervioso. Para que sepas en qué consiste y qué te puedes encontrar, te recomendamos leer este artículo donde te damos varios consejos para pasar un Tribunal Médico por insuficiencia cardiaca o infarto.

Lo fundamental es que acudas con todos tus informes médicos (si tienes, por ejemplo, una angina de pecho o una miocardiopatía dilatada, lo normal es que previamente hayas pasado reconocimiento por un perito médico experto en incapacidades laborales), que respondas a todas y cada una de las preguntas que te formule el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad, sin rebajar la importancia de tus síntomas, pero sin tampoco exagerarlos.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de cardiopatías, como:

  • Asociación de Cardiopatías Congénitas AACIC
  • Asociación de familias de niños con cardiopatías "BIHOTZEZ" BIHOTZEZ

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?