Incapacidad permanente absoluta por deficiencia de Alfa-1 Antitripsina

Incapacidad permanente absoluta por deficiencia de Alfa-1 Antitripsina

En Fidelitis celebramos el reconocimiento de una pensión de incapacidad permanente en grado de absoluta a un cliente con deficiencia Alfa-1.

En esta ocasión, nuestro representado, residente en Coruña y de 57 años, solicitó por su cuenta y hasta en dos ocasiones la incapacidad permanente, siéndole denegada en ambos casos.

Sus limitaciones se basaban principalmente en la deficiencia de Alfa-1 Antitripsina (DAAT), patología hereditaria que produjo una severa afectación de su capacidad respiratoria debido al desarrollo de una EPOC grave.

Cuando acudió a nuestro despacho en busca de ayuda nos llamó la atención que, pese a tener unas patologías muy severas e incapacitantes, el INSS le había denegado la incapacidad permanente, no en una ocasión, sino en dos. Analizando más en profundidad el caso detectamos que los informes médicos no estaban bien orientados. Gracias a nuestros consejos y asesoramiento conseguimos que le concedieran una incapacidad permanente en grado de absoluta que le supuso una pensión de 1328,55 €.

Siendo fieles al compromiso que adquirimos con nuestros clientes, nuestro defendido no tuvo que desembolsar ni un solo euro por el asesoramiento y la defensa jurídica durante las fases del procedimiento. Tan sólo tuvo que abonar nuestros honorarios cuando obtuvo la resolución favorable de su pensión de incapacidad permanente.

Recuerda, en Fidelitis sólo cobramos si ganamos el juicio.

¿Quieres ser tú nuestro próximo caso de éxito? Llámanos o escríbenos y te informaremos de tus posibilidades.