Discapacidad e incapacidad permanente por síndrome de Raynaud
Discapacidad e incapacidad permanente por síndrome de Raynaud

Discapacidad e incapacidad permanente por síndrome de Raynaud

Si padeces el síndrome de Raynaud, en Fidelitis podemos ayudarte a que se te reconozca un grado de discapacidad o una incapacidad permanente junto con su correspondiente pensión. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso.
Shadow

DEFINICIÓN: QUÉ ES EL SÍNDROME DE RAYNAUD

Definición de Síndrome de RaynaudEl síndrome de Raynaud es un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos (una arteriopatía periférica funcional) en el que las arterias de pequeño calibre, en particular las de los dedos de las manos o de los pies, se estrechan cuando la persona siente frío o estrés.

Las arterias pequeñas que irrigan la piel se contraen limitando el flujo de sangre a las zonas afectadas (vasoespasmo). Esta constricción provoca que los dedos se vuelvan pálidos o azulados, se entumezcan u hormigueen. En casos severos, la pérdida del flujo sanguíneo puede causar llagas o muerte de los tejidos.

El médico francés Maurice Raynaud dio nombre a este fenómeno vasomotor que se caracteriza por una disminución de la circulación sanguínea que causa dolor y cambios de coloración en las manos y en los pies, y que en ocasiones puede afectar también a otras partes del cuerpo como los labios, la nariz y las orejas.

Las personas que viven en climas más fríos son más propensas a desarrollar este cuadro, que es más común en las mujeres. Suele manifestarse en la segunda o tercera década de la vida.

Para la mayoría de las personas la enfermedad de Raynaud no es incapacitante, pero en los casos más graves puede afectar drásticamente la calidad de vida del paciente.

Enfermedad y fenómeno de Raynaud

El síndrome de Raynaud puede ser:

  • Primario; es decir, sin causa aparente, y entonces se le llama enfermedad de Raynaud. Puede ser tan leve que muchas personas con Raynaud primario no busquen tratamiento. Es una enfermedad que puede resolverse por sí sola.
  • Secundario; es decir, cuando puede identificarse una causa o problema oculto, en cuyo caso se le denomina fenómeno de Raynaud. Tiende a ser más grave.

Los médicos utilizan el término síndrome de Raynaud para referirse a cualquiera de ellos.

El síndrome de Raynaud primario es mucho más frecuente que el secundario. Entre un 60% y un 90% de los casos de síndrome de Raynaud primario se presentan en mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 40 años.

La prevalencia de la enfermedad de Raynaud es de aproximadamente el 3-4% de la población general, y la del fenómeno de Raynaud depende de la enfermedad subyacente.

El síndrome de Raynaud secundario se asocia con mayor frecuencia a las enfermedades reumáticas autoinmunes. En muchos casos aparece acompañando a la esclerodermia o el síndrome de Sjögren, aunque también puede hacerlo en otros tipos artritis, como el lupus eritematoso o la artritis reumatoide.

CAUSAS DEL SÍNDROME DE RAYNAUD

Se desconoce la causa de los ataques de Raynaud, pero los vasos sanguíneos de las manos y de los pies parecen reaccionar en exceso a las temperaturas frías o al estrés. La exposición al frío (como mojarse las manos con agua fría, sacar algo del congelador o salir al aire frío), es el desencadenante más habitual. Asimismo, para algunas personas el estrés emocional puede provocar un episodio.

El síndrome de Raynaud secundario puede estar causado por:

  • Enfermedades del tejido conectivo: esclerodermia, artritis reumatoide, lupus, síndrome de Sjögren.
  • Ateroesclerosis.
  • Crioglobulinemia.
  • Glándula tiroidea hipofuncionante (hipotiroidismo).
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Lesiones en manos o pies: fractura de muñeca, cirugía o congelación.
  • Reacciones a ciertos medicamentos, como los betabloqueantes, la clonidina y los fármacos contra la migraña que contienen ergotamina y sumatriptán, medicamentos para el trastorno por déficit de atención/hiperactividad, ciertos agentes de quimioterapia y fármacos que hacen que los vasos sanguíneos se estrechen, como algunos medicamentos para el resfriado de venta libre.

También hay otros factores de riesgo:

  • Tabaquismo.
  • Clima.
  • Antecedentes familiares.

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE RAYNAUD

Causas de Síndrome de RaynaudEn situaciones de frío o estrés emocional aparecen los síntomas de forma episódica, como brotes o ataques, que duran de 10 a 15 minutos, o incluso horas. Los ataques son siempre reversibles y muy raramente causan un daño importante de los tejidos. De ahí que no haya que confundirlos con otros procesos isquémicos, como la trombosis o las vasculitis, que sí causan un daño permanente estructural.

Los síntomas habituales del síndrome de Raynaud son:

  • Cambio de coloración de la piel. Durante un ataque de Raynaud, la piel de las zonas afectadas por lo general primero se torna blanca, posteriormente azul (cianosis), acompañado de una sensación de frío y entumecimiento, y a medida que aumenta la temperatura y mejora la circulación, las áreas afectadas pueden enrojecerse, palpitar, picar o hincharse.
  • Dolor en los dedos cuando están fríos.
  • Hinchazón, hormigueo o dolor cuando se recupera el flujo sanguíneo (fase hiperémica).

Si los episodios del síndrome de Raynaud se repiten y son prolongados (particularmente en personas con esclerosis sistémica), la piel de los dedos puede volverse lisa, brillante y tirante. Asimismo, pueden aparecer pequeñas llagas dolorosas en las yemas.

El fenómeno de Raynaud con frecuencia se acompaña de parestesias y disestesias y, dependiendo de la gravedad del cuadro, puede producir ulceraciones e incluso necrosis.

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE RAYNAUD

Tratamiento de Síndrome de RaynaudEl síndrome de Raynaud leve puede controlarse protegiendo la cabeza, el tronco, los brazos y las piernas del frío. Usar guantes y medias gruesos por lo general es eficaz para contrarrestar los síntomas leves.

Si los síntomas se experimentan cuando se está alterado, puede ser útil administrar sedantes suaves o biorretroalimentación (usar la mente para controlar la temperatura corporal, mediante respiración profunda y otros ejercicios de relajación).

En todo caso, los objetivos del tratamiento estarán encaminados a reducir el número de ataques, evitar daños en los tejidos y tratar la enfermedad o afección subyacente.

Para los casos más graves, se pueden prescribir los siguientes medicamentos:

  • Bloqueadores de los canales de calcio como la nifedipina o el amlodipino. Estos fármacos relajan y dilatan los pequeños vasos sanguíneos en las manos y en los pies, lo que reduce la gravedad y la cantidad de los ataques para la mayoría de las personas con Raynaud. Estos medicamentos también pueden ayudar a cicatrizar las úlceras en la piel de los dedos de las manos y de los pies.
  • Vasodilatadores.
  • Simpatectomía. Si el trastorno se vuelve progresivamente incapacitante y otros tratamientos no funcionan, se puede emplear este procedimiento, con el que se pueden bloquear temporalmente ciertos nervios simpáticos (mediante la inyección de un medicamento como la lidocaína) e incluso se pueden seccionar. Este procedimiento suele ser más efectivo para tratar el síndrome de Raynaud primario que el secundario.

Asimismo, se recomienda cambiar el estilo de vida y tomar varias medidas como dejar de fumar (la nicotina constriñe los vasos sanguíneos), evitar los cambios bruscos de temperatura, hacer ejercicio y controlar el estrés.

ÚLTIMOS AVANCES EN SÍNDROME DE RAYNAUD

En los últimos años se están produciendo grandes avances en el estudio y tratamiento del síndrome de Raynaud. Además del vasto espectro de vasodilatadores (prostaglandinas, antagonistas del calcio, inhibidores de la serotonina, etc.), se está experimentado con las terapias antiagregante/anticoagulante y antioxidante.

En este sentido, se han ensayado diferentes tratamientos antiagregantes (AAS y dipiridamol), con resultados contradictorios, y anticoagulantes (como la heparina de bajo peso molecular), con cierta mejoría.

Por otro lado, cada vez más estudios apoyan el concepto de que el estrés oxidativo está implicado en la patogenia del síndrome de Raynaud, por lo que se han probado diferentes tratamientos antioxidantes, con resultados aún dispares, pero esperanzadores.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento sobre Síndrome de RaynaudSi padeces el síndrome de Raynaud, ¿sabes que podría corresponderte una pensión por discapacidad o incapacidad permanente o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si sufro el síndrome de Raynaud?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas que cada individuo padece a su capacidad para trabajar, pero al tratarse de una enfermedad que puede ir acompañada de otra patología aún más severa e incapacitante, te puede corresponder una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

La realidad es que en el síndrome de Raynaud la incapacidad permanente es poco corriente, aunque en los últimos años se están dando sentencias favorables. En última instancia, dependerá del grado de incompatibilidad física con la profesión, y de si puede existir un riesgo de agravamiento de las secuelas con el ejercicio continuado de la actividad y que sean de tipo invalidante.

Las profesiones más expuestas al frío (trabajadores de cámaras frigoríficas o cadenas de congelación) o que requieran de trabajos manuales y movimiento de dedos (mecanógrafo, carpintero, albañil, etc.), de acciones de repetición o de precisión, son las que pueden verse más afectadas por el síndrome de Raynaud y, en consecuencia, las más proclives a obtener el reconocimiento de una incapacidad permanente.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por el síndrome de Raynaud desde hace años, ¿puedo solicitar una absoluta o una gran invalidez ahora?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas del síndrome de Raynaud o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por el síndrome de Raynaud?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que se obtenga. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2022 es de 2.819,18 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si padezco el síndrome de Raynaud?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide son cómo afectan las secuelas de la enfermedad en todos los aspectos de la vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, incluidas las relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá de la gravedad de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados expertos en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Si sufro el síndrome de Raynaud, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad de cada individuo a la realización de los actos básicos de la vida diaria; es decir, higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos más agudos de la enfermedad, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa del síndrome de Raynaud? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido al síndrome de Raynaud si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta manera, si la solicitud la haces tú sin esperar a que inspección médica intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral si sufro el síndrome de Raynaud?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están obligados a dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Gracias a una reciente sentencia ganada por Fidelitis en el Tribunal Constitucional se ha conseguido garantizar este derecho, de tal manera que aunque estés jubilado por coeficientes reductores, si no has alcanzado la edad legal de jubilación, puedes solicitar una incapacidad permanente.

Es preciso señalar que tanto la Seguridad Social como los Juzgados de primera instancia del TSJ y del Tribunal Supremo querían cercenar este derecho, pero nuestra lucha y nuestro compromiso en lo que creemos hizo que llegáramos hasta el Tribunal Constitucional, momento en el que nos dieron la razón.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si padezco el síndrome de Raynaud y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo y que se debe hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo vía adaptaciones del mismo, ya sea en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada individuo y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con la empresa que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si tengo secuelas derivadas del síndrome de Raynaud, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es realizar las mismas tareas que hacías en tu trabajo cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado al habérseme detectado el síndrome de Raynaud? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que sufro el síndrome de Raynaud?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de síndrome de Raynaud.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?