Enfermedad de Behçet: discapacidad e incapacidad permanente

Si sufres la enfermedad de Behçet, en Fidelitis podemos ayudarte a que se te reconozca una incapacidad permanente o un grado de discapacidad junto con su correspondiente pensión. Pídenos asesoramiento y te informaremos sobre la viabilidad de tu caso. No tienes nada que perder.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE BEHÇET

Definición de Enfermedad de Behçet La enfermedad de Behçet es una vasculitis multisistémica inflamatoria crónica que se caracteriza por lesiones mucocutáneas, así como por manifestaciones articulares, vasculares, oculares y del sistema nervioso central. En los casos más graves puede producir ceguera, alteraciones neurológicas o digestivas, trombosis venosas y aneurismas arteriales.

El diagnóstico es complicado y a menudo suele postergarse, ya que los síntomas pueden aparecer y desaparecer y es habitual que pasen meses o incluso años hasta que aparezcan todos los síntomas. Su curso clínico incluye exacerbaciones y remisiones de duración y frecuencia impredecibles.

La enfermedad de Behçet es más frecuente en el Mediterráneo y en ciertos países de Asia, en especial en Japón. Afecta a ambos sexos, aunque tiende a ser más grave en hombres, y suele comenzar pasados los 30 años, aunque se han descubierto algunos casos en niños. En España la prevalencia es de menos de una persona por cada 100.000 habitantes.

CAUSAS DE LA ENFERMEDAD DE BEHÇET

Se desconoce la causa de la enfermedad de Behçet, aunque se han sugerido causas inmunológicas, autoinmunes, virales y una predisposición genética relacionada con el sistema HLA (antígenos de compatibilidad de los tejidos). El HLA-B51 es el factor genético más estrechamente relacionado con esta afección.

En cuanto a los factores ambientales, se apunta a determinados microorganismos como los virus del herpes simple, el de la hepatitis C y el parvovirus B19, y bacterias como Streptococcus sanguis como agentes patógenos desencadenantes.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE BEHÇET

Síntomas de Enfermedad de BehçetLos síntomas de la enfermedad de Behçet ocurren a causa de la inflamación de los vasos sanguíneos, lo que puede involucrar arterias y venas de todos los tamaños dañándolas por todo el cuerpo.

La manifestación clínica más frecuente son las aftas orales recurrentes, que aparecen en el 100% de los pacientes. Suelen ser un signo inicial y constituyen el principal criterio diagnóstico. Hasta en el 80% de los casos existen otras lesiones cutáneas como pápulas (elevaciones pequeñas de la piel), pústulas, vesículas y foliculitis.

Los ojos se ven afectados en un 25 a 75% de los pacientes, con manifestaciones como coroiditis, vasculitis retiniana, oclusión vascular y neuritis óptica, que pueden afectar la visión en forma irreversible e incluso progresar a la ceguera.

Desde el punto de vista clínico, las aftas orales, las úlceras genitales y la uveítis (inflamación de la úvea, cara posterior pigmentada del iris) constituyen la tríada característica descrita en 1937 por el dermatólogo turco Hulusi Behçet, de quien toma el nombre. Las lesiones cutáneas son también muy comunes, sobre todo el eritema nudoso y las de tipo acneiforme.

En más de la mitad de los pacientes se da una artritis leve a moderada por inflamación de las membranas sinoviales, autolimitada y no destructiva que afecta a las rodillas y otras articulaciones grandes.

También puede causar molestias abdominales, dolor y diarrea debido a úlceras intestinales en el íleon y el colon, a semejanza de la enfermedad de Crohn.

La afección del sistema nervioso central es menos frecuente, aunque grave. La forma más frecuente de aparición es la meningoencefalitis, que consiste en un cuadro de dolor de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos, que puede verse acompañado de manifestaciones neurológicas focales, como inestabilidad o alteraciones en la motilidad ocular. Tras varios años pueden aparecer trastornos psiquiátricos con cambios de personalidad y demencia.

¿La enfermedad de Behçet es incapacitante?

Al tratarse de una afección multisistémica de etiología desconocida y evolución crónica, con fases de remisión y recidiva que pueden durar entre semanas y años o incluso prolongarse durante décadas, y que en los casos más graves puede ocasionar ceguera, obstrucción de la vena cava y parálisis, la enfermedad de Behçet puede ser muy incapacitante y justificar una incapacidad permanente o a un grado de discapacidad.

Para ello será necesario que la actividad inflamatoria persista durante gran parte del año, porque si únicamente hay brotes puntuales, la Seguridad Social instará a que en dichas etapas el trabajador se acoja a una incapacidad temporal.

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE BEHÇET

Tratamiento de Enfermedad de BehçetEl tratamiento de la enfermedad de Behçet depende de las manifestaciones clínicas, y requiere de un manejo multidisciplinario que incluye reumatología, dermatología, oftalmología, neurología y cirugía vascular, entre otras especialidades. El tratamiento sintomático suele dar un resultado aceptable.

Los corticoides tópicos pueden aliviar temporalmente las manifestaciones oculares y la mayoría de las lesiones bucales. La colchicina puede disminuir la frecuencia y gravedad de las úlceras bucales o genitales y ser efectiva para el eritema nudoso y las artralgias. Algunos pacientes con uveítis grave o afectación del sistema nervioso central responden a dosis elevadas de corticoides sistémicos.

Los fármacos anti-TNF parecen ser eficaces para una amplia gama de manifestaciones, incluyendo las alteraciones gastrointestinales y la enfermedad ocular y una disminución del número de crisis.

Los inmunosupresores ayudan a prevenir la recurrencia de la trombosis venosa y mejoran el pronóstico de los pacientes con afectación vascular.

La azatioprina ayuda a preservar la agudeza visual y a evitar las lesiones oculares y el metotrexato es útil para reducir la inflamación ocular.

ÚLTIMOS AVANCES CIENTÍFICOS EN ENFERMEDAD DE BEHÇET

Los avances recientes en el conocimiento de la patogénesis de la enfermedad de Behçet han llevado a nuevas aproximaciones terapéuticas y a un mejor entendimiento de la acción de los tratamientos establecidos.

Dentro de los últimos avances científicos destaca el papel de los nuevos fármacos biológicos, que a medio plazo pueden cambiar su pronóstico. La disponibilidad de los nuevos agentes antiinflamatorios e inmunomoduladores, tales como los inhibidores del TNF-α y el interferón α-2a, han proporcionado herramientas promisorias en el tratamiento. En su complicación más grave (la uveítis) se ha demostrado que adalimumab es un tratamiento muy eficaz.

No obstante, las manifestaciones vasculares y neurológicas aún constituyen desafíos terapéuticos, por lo que se requiere un mayor número de estudios que permitan dilucidar mejores estrategias de tratamiento para esta enfermedad rara.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre Enfermedad de BehçetSi padeces la enfermedad de Behçet, ¿sabes que podría corresponderte una pensión por discapacidad o incapacidad permanente o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si sufro la enfermedad de Behçet?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas que cada individuo padece a su capacidad para trabajar, pero al tratarse de una enfermedad que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponder una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por enfermedad de Behçet desde hace años, ¿puedo solicitar una absoluta o una gran invalidez ahora?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la enfermedad de Behçet o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por enfermedad de Behçet?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que se obtenga. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si padezco la enfermedad de Behçet?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide son cómo afectan las secuelas de la enfermedad en todos los aspectos de la vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, incluidas las relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá de la gravedad de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados expertos en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Si tengo la enfermedad de Behçet, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad de cada individuo a la realización de los actos básicos de la vida diaria; es decir, higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos más agudos de la enfermedad, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la enfermedad de Behçet? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido al enfermedad de Behçet si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que inspección médica intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral si sufro la enfermedad de Behçet?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están obligados a dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si padezco la enfermedad de Behçet y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo y que se debe hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo vía adaptaciones del mismo, ya sea en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada individuo y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con la empresa que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si tengo secuelas derivadas de la enfermedad de Behçet, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado al habérseme detectado la enfermedad de Behçet? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que sufro la enfermedad de Behçet?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de enfermedad de Behçet:

  • Asociación Española de la Enfermedad de Behçet AEEB

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?