Discapacidad por Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa

Si padeces Enfermedad de Crohn o Colitis Ulcerosa y quieres saber si podrías acceder a una discapacidad o una incapacidad laboral, en Fidelitis estudiaremos la viabilidad de tu caso y te asesoraremos sobre el grado de incapacidad o discapacidad que puedes obtener y la pensión que te correspondería.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ SON LA ENFERMEDAD DE CROHN Y LA COLITIS ULCEROSA

Definición de Enfermedad de Crohn y Colitis UlcerosaLa enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son diferentes patologías, aunque tienen muchos puntos en común. Ambas son enfermedades inflamatorias intestinales (EII); esto es, se caracterizan por producir una inflamación crónica del intestino.

Las dos son enfermedades autoinmunes, inflamatorias y crónicas que producen úlceras y que evolucionan en brotes y períodos de remisión. Ambas alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y presentan síntomas comunes como diarrea, sangre en las heces, fatiga, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

Sin embargo, mientras que la colitis ulcerosa sólo afecta al colon, la enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier tramo del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano, siendo más frecuente en el colon y el íleon terminal. En la primera, los cambios inflamatorios se limitan a la parte interna del intestino (la capa mucosa), comienzan siempre en el recto y afectan al colon de forma continua. Por el contrario, en la enfermedad de Crohn la afectación es transmural y discontinua.

Un mismo sujeto no puede tener ambas patologías simultáneamente. Cuando existen dudas sobre cuál de estas dos enfermedades está provocando la inflamación se usa el término colitis indeterminada.

Se estima que en el mundo una de cada 250 personas sufre una enfermedad inflamatoria intestinal, unas 300.000 en España. En nuestro país la colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn (58/42%).

CAUSAS DE LA ENFERMEDAD DE CROHN Y DE LA COLITIS ULCEROSA

Se desconocen las causas de la enfermedad inflamatoria intestinal, aunque se cree que puede deberse a una combinación de factores genéticos, ambientales y a cambios en la microbiota intestinal.

Por lo que se refiere a las causas ambientales detrás de muchas enfermedades de origen autoinmune, la explicación podría estar en los cambios producidos durante el último medio siglo en cuanto a medidas de salubridad e higiene, que, si bien han reducido drásticamente la mortalidad por enfermedades infecciosas, al mismo tiempo han hecho que el sistema inmunológico se debilite al entrar menos en contacto con agentes infecciosos.

También se trabaja con una serie de certezas sobre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa:

  • Tienen más prevalencia en los países desarrollados y en las zonas urbanas.
  • Afectan por igual a hombres y mujeres de cualquier raza o grupo étnico.
  • Se pueden diagnosticar a cualquier edad, pero se da con mayor frecuencia antes de los 30 años.
  • La mayoría de las personas con enfermedad de Crohn no tienen antecedentes familiares de la enfermedad.
  • El tabaco es un factor de riesgo que puede perjudicar esta enfermedad.
  • En España ha aumentado el número de casos en las últimas décadas.

Al contrario de lo que se creía hasta hace poco, la dieta y el estrés, aunque pueden agravar la enfermedad, no la provocan.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE CROHN Y DE LA COLITIS ULCEROSA

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa comparten en muchos casos sintomatología. Algunos de estos síntomas son:

    Síntomas de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa

  • Diarrea con moco y sangre (o estreñimiento).
  • Dolor y cólicos abdominales.
  • Pérdida de peso y apetito.
  • Malestar general y debilidad.

Además, las personas con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa pueden presentar otras manifestaciones extraintestinales como:

  • Llagas en la boca.
  • Inflamación de la piel, los ojos y las articulaciones.
  • Inflamación del hígado o las vías biliares.
  • Piedras en la vesícula.
  • En los niños, retraso en el crecimiento o en el desarrollo sexual.

Los síntomas que acompañan a los sucesivos brotes, la medicación y sus efectos secundarios, las hospitalizaciones y, en los casos más graves, la necesidad de cirugía, afectan en gran medida a la vida personal, laboral y social de estos pacientes.

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE CROHN Y DE LA COLITIS ULCEROSA

Tratamiento de Enfermedad de Crohn y Colitis UlcerosaAunque no existe una cura para las enfermedades inflamatorias intestinales, en la actualidad hay numerosas opciones de tratamiento, tanto para controlar los brotes como para reducir el riesgo de aparición de nuevos síntomas. Como la eficacia de los tratamientos varía de unos pacientes a otros, se necesita una terapia individualizada. En el mejor de los casos, lo que se buscaría no es ya sólo un alivio de los síntomas, sino la remisión a largo plazo.

La administración de medicamentos antiinflamatorios suele ser la primera opción para el tratamiento de la enfermedad intestinal inflamatoria. Hasta hace poco, el tratamiento se basaba únicamente en el uso de aminosalicilatos, esteroides e inhibidores del sistema inmunitario.

Sin embargo, en los últimos 15 años han aparecido diversas opciones de terapia biológica o nutricional para el descanso de los intestinos, lo que permite reducir la inflamación a corto plazo. Este soporte nutricional consta de alimentos preparados específicamente para ser administrados por vía oral, por sonda nasogástrica o gastrostomía. Los preparados están compuestos por grasas, hidratos de carbono y proteínas obtenidas artificialmente de los alimentos por diferentes procesos industriales, que son complementados con vitaminas y minerales.

Cuando los síntomas son severos y el paciente no responde a los tratamientos o hay riesgo de complicaciones, el cirujano puede considerar la opción de colectomía y reconstrucción del tránsito intestinal mediante un reservorio o extirpación del colon.

ÚLTIMOS AVANCES EN ENFERMEDAD DE CROHN Y COLITIS ULCEROSA

Las opciones terapéuticas para la detección y el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales han avanzado mucho en las últimas décadas. Cada vez surgen más tratamientos anti-TFN (fármacos contra el factor de necrosis tumoral) y nuevas moléculas con mayor índice de efectividad y menores efectos secundarios para los pacientes. En la actualidad existen múltiples líneas de investigación, no sólo en nuevas moléculas, sino también en posibles agentes desencadenantes en el desarrollo de la enfermedad, como la microbiota intestinal.

Entre los tratamientos más novedosos y con mejores resultados para pacientes con patología activa de moderada a grave y respuesta inadecuada se encuentran Ustekinumab (ayuda a la regulación de la inflamación y la respuesta inmunitaria de los linfocitos T) y Vedolizumab (un anticuerpo monoclonal que inhibe la integrina α4β7 selectiva intestinal).

En nuestro país, un equipo de investigación del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de la Universidad de Valladolid y el CSIC es pionero en el uso de células dendríticas del intestino humano para averiguar el mecanismo que causa la inflamación intestinal de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

En febrero de 2020 un grupo de especialistas en Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe descubrió un nuevo patrón para la detección y el diagnóstico precoz de la enfermedad de Crohn: la firma epigenética, una alteración en el propio mecanismo de los genes provocado por factores externos que no implicaría un cambio en la secuencia básica del ADN, y que estaría relacionado con la presencia de la enfermedad en el organismo.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre Enfermedad de Crohn y Colitis UlcerosaSi padeces enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, ¿sabes que podrías obtener una pensión por discapacidad o incapacidad permanente? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar, pero al tratarse de una patología que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponderte una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si tengo ya concedida desde hace tiempo una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas de la enfermedad de Crohn o de la colitis ulcerosa o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada se pueda obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves se supere el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa de la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido a la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa si estoy trabajando o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado de enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un traje a medida para cada trabajador y empresa.

En estas circunstancias se abre un espacio de negociación con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para realizar dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por tener enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería hacerlo?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en mi trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

Pasar Tribunal Médico por colitis ulcerosa

Si es la primera vez que te enfrentas a un Tribunal Médico o si el INSS te ha citado para una revisión de grado, es muy probable que sientas inquietud y nervios. Si quieres saber en qué consiste y qué te puedes esperar, te recomendamos que leas este post donde te damos varios consejos para pasar un Tribunal Médico por colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Lo principal es que acudas con todos tus informes médicos bien preparados y estudiados, que respondas a todas y cada una de las preguntas que te haga el médico evaluador y que seas sincero y coherente con tu enfermedad. No ocultes o restes importancia a tus síntomas, pero tampoco los magnifiques o exageres, porque eso puede jugar en tu contra.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas de enfermedades inflamatorias intestinales como:

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?