Síndrome Postpolio: discapacidad e incapacidad permanente

Si padeces secuelas derivadas del síndrome postpolio, en Fidelitis podemos estudiar tu caso y asesorarte sobre el grado de discapacidad, dependencia o incapacidad laboral que puedes llegar a obtener, así como la pensión que te correspondería.
Shadow
Slider

DEFINICIÓN: QUÉ ES EL SÍNDROME POSTPOLIO

Definición de síndrome postpolioEl síndrome postpolio (SPP) es un trastorno neurológico causado por el virus de la polio que se da entre los supervivientes de un ataque agudo inicial de poliomielitis, entre 15 y 40 años después de la curación de la enfermedad, y que no se explica por ninguna otra causa médica.

Esta patología se caracteriza por el desarrollo de nuevos síntomas neuromusculares que afectan al aparato locomotor, tales como debilidad muscular progresiva o propensión anómala a la fatiga muscular. También son comunes el dolor de la degeneración articular y deformidades esqueléticas como la escoliosis, además de insuficiencia respiratoria o fracturas por osteoporosis.

No obstante, algunos pacientes manifiestan síntomas leves. La afectación de este síndrome varía en función de la gravedad y de la edad en que se padeció la enfermedad. Contraer poliomielitis de adolescente o de adulto, y no en la infancia, aumenta las probabilidades de presentar síndrome pospolio. Asimismo, cuanto mayor es la recuperación después de la poliomielitis aguda, más probable parece ser que se presente el síndrome pospolio.

En raras ocasiones este síndrome supone una amenaza para la vida; sin embargo, la debilidad muscular respiratoria no tratada puede originar hipoventilación, y la debilidad en los músculos de la deglución puede causar una neumonía por aspiración.

El síndrome postpolio suele causar en quien lo padece una discapacidad por pérdida de funcionalidad y autonomía.

En nuestro país, gracias a las campañas de vacunación iniciadas de manera sistemática en 1963, la polio se considera prácticamente erradicada desde finales de los años sesenta. Se calcula que en España unas 35.000 personas sufrieron las secuelas de la enfermedad.

CAUSAS DEL SÍNDROME POSTPOLIO

Causas de síndrome postpolioSe desconoce cuál es la causa del síndrome postpolio. Sin embargo, se baraja la hipótesis de que esta nueva debilidad residual esté relacionada con la degeneración de las terminaciones nerviosas individuales en las células nerviosas o neuronas y las fibras musculares (axones y dendritas) que permanecen después de pasada la enfermedad inicial.

El virus de la polio ataca neuronas específicas en el tallo cerebral y las células del cuerno anterior de la médula espinal. En un esfuerzo para compensar la pérdida de estas neuronas, en aquéllas que sobreviven brotan terminales nerviosas nuevas para las fibras musculares huérfanas. El resultado es una recuperación parcial del movimiento y unidades motoras agrandadas.

Tras años de uso de estas unidades motoras agrandadas, se produce estrés en el cuerpo celular neuronal, dando como resultado un lento deterioro, disfunción de las terminaciones nerviosas y debilidad permanente.

 

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME POSTPOLIO

Algunos de los síntomas más frecuentes del síndrome postpolio son:

  • Debilidad y dolor progresivos en músculos y articulaciones.
  • Fatiga y agotamiento general con mínima actividad (mialgias).
  • Atrofia muscular.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Trastornos respiratorios relacionados con el sueño, como apnea del sueño.
  • Disminución de la tolerancia a las bajas temperaturas.

En la mayoría de las personas el síndrome postpolio tiende a avanzar lentamente, con nuevos síntomas seguidos de períodos de estabilidad.

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME POSTPOLIO

Tratamiento de síndrome postpolioAunque actualmente no existen tratamientos específicos o farmacéuticos efectivos para el síndrome postpolio, sí hay diferentes tratamientos, o una combinación de terapias, más bien, para controlar los síntomas y ayudar a los pacientes a que se sientan lo más cómodos e independientes posible:

  • Conservación de energía: para ajustar la actividad física y reducir la fatiga. Los dispositivos de asistencia (un bastón, un andador, una silla de ruedas) pueden servir a este propósito. También puede ser de gran ayuda instalar una barra de agarre para la ducha o un asiento de inodoro elevado.
  • Fisioterapia: ejercicios para fortalecer los músculos sin fatigarlos, como, por ejemplo, nadar o hacer aeróbicos acuáticos a un ritmo relajado. Es importante realizar ejercicio para mantener la forma física, pero evitando en todo lo posible usar los músculos y las articulaciones de forma excesiva.
  • Terapia del habla: para tratar las dificultades en la deglución. Los ejercicios de fortalecimiento de la voz también pueden ser útiles.
  • Tratamiento de la apnea del sueño: como evitar dormir boca arriba o utilizar un dispositivo que ayude a abrir las vías respiratorias durante el sueño.
  • Medicación: los analgésicos, como la aspirina, el paracetamol y el ibuprofeno, pueden aliviar el dolor muscular y articular.

También es altamente recomendable de cara a minimizar los síntomas llevar un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada, además de evitar el tabaco y reducir la ingesta de cafeína. Asimismo, a las personas que padecen esta patología les conviene abrigarse bien, pues el frío aumenta la fatiga muscular.

ÚLTIMOS AVANCES EN SÍNDROME POSTPOLIO

Científicos de todo el mundo están trabajando en una variedad de investigaciones que algún día pueden ayudar a las personas con síndrome postpolio a mejorar su calidad de vida.

Algunos de estos estudios clínicos se centran en la conducta de las neuronas motoras. Otros observan los mecanismos de la fatiga y están tratando de descubrir el papel que juegan el cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos, la unión neuromuscular y los músculos.

Otra área de gran interés está en determinar si existe un vínculo inmunológico. Recientemente se ha descubierto una inflamación alrededor de las neuronas motoras y los músculos, y se está tratando de averiguar si esto se debe a una respuesta inmunológica.

Algunos estudios preliminares sugieren que la inmunoglobulina intravenosa puede reducir el dolor, mejorar la calidad de vida y la fuerza.

Otras investigaciones han hallado fragmentos del virus de la polio, o versiones mutadas del mismo, en el líquido espinal de algunos supervivientes. La significación de este hallazgo aún no se conoce, y la investigación sigue abierta.

ASESORAMIENTO JURÍDICO Y LEGAL

Asesoramiento jurídico sobre síndrome postpolioSi padeces secuelas derivadas del síndrome postpolio, ¿sabes que podrías obtener una pensión por discapacidad, incapacidad laboral o un grado de dependencia? En Fidelitis queremos ayudarte a resolver tus dudas en materia jurídica y legal.

¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo conseguir si padezco síndrome postpolio?

Como cualquier enfermedad, lo que marca el tipo de incapacidad laboral es cómo afectan las secuelas a tu capacidad para trabajar, pero al tratarse de una patología que puede afectar a varios órganos e ir agravándose, puede corresponderte una incapacidad total si estás afectado en pocos órganos y en una fase inicial; una absoluta si las secuelas se han agravado; o incluso una gran invalidez en los casos más graves.

Si ya tengo concedida una incapacidad laboral en grado de total o absoluta por síndrome postpolio desde hace tiempo, ¿puedo solicitar ahora una absoluta o una gran invalidez?

Si ha existido algún tipo de agravamiento de las secuelas del síndrome postpolio o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener la absoluta o la gran invalidez, de modo que tu pensión se vería incrementada sensiblemente.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por síndrome postpolio?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. Si se trata de una total el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años y, por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros; es decir, 825 euros brutos, y del 75%, es decir, 1.125 euros brutos, a partir de los 55 años si no estás trabajando en otro empleo que sea compatible con la pensión.

Si se trata de una absoluta el cálculo se realiza igual que en el caso anterior, así que con el mismo ejemplo de salario entonces cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

En el caso de obtener una gran invalidez, además del importe de la absoluta, cobrarás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Es decir, si nos fijamos en el ejemplo anterior, una persona que haya estado cotizando de forma estable en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Además, si una persona ha estado cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros, ya que, aunque la pensión máxima para 2020 es de 2.683,34 euros netos, el complemento de gran invalidez se calcula sobre la base de cotización, así que podemos obtener pensiones de un altísimo valor económico para una gran invalidez y, por supuesto, tampoco están sujetas a retenciones.

¿Qué grado de discapacidad me corresponde si sufro síndrome postpolio?

En el caso del grado de discapacidad, lo que se mide es cómo te afectan las secuelas de la enfermedad a todos los aspectos de tu vida diaria, desde que te levantas hasta que te acuestas, incluidas tus relaciones laborales, sociales, familiares, etc.

En este caso dependerá del grado de avance de la enfermedad y de sus secuelas, pero lo normal es que con un grado de afectación moderada puedas obtener el mínimo del 33%, y en los casos más graves, superar el 65%.

Nuestros abogados especialistas en discapacidad te asesorarán sobre cualquier duda legal que te pueda surgir.

Teniendo síndrome postpolio, ¿puedo obtener la dependencia y en qué grado?

La dependencia mide cómo afectan las secuelas de la enfermedad a la realización de los actos básicos de tu vida diaria: higiene, alimentación, desplazamiento, etc., así que, en los casos avanzados de la patología, cuando ataca a varios órganos o gravemente a alguno de ellos, se puede obtener cualquiera de los 3 grados de dependencia; esto es, dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Estoy obligado a informar a mi empresa de que he solicitado la incapacidad laboral a causa del síndrome postpolio que padezco? ¿Se pueden enterar?

No, la empresa no se va a enterar de que estás tramitando la incapacidad laboral, excepto que tú mismo se lo digas y, por supuesto, no estás obligado a informar de que la estás solicitando. Es una información absolutamente confidencial.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral debido al síndrome postpolio si estoy trabajando, o tengo que esperar a estar de baja y agotar los 18 meses?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral; es más, es preferible no esperar a agotarlos, ya que, de esta forma, si la solicitud la haces tú sin esperar a que la inspección intervenga, serás tú quien tenga el control de tu expediente sabiendo en cada momento qué documentos quieres introducir en la solicitud, etc.

Lo que sí es siempre recomendable es que estés muy bien informado de los pasos a seguir y qué documentos te favorecen y cuáles no y, a ser posible, que te pongas en manos de abogados especialistas en incapacidad laboral permanente.

Si estoy jubilado por coeficientes reductores, ¿puedo solicitar la incapacidad laboral por síndrome postpolio?

Sí. Si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitarla, y además están en la obligación de dártela y, por lo tanto, lo normal es que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente.

En el caso de haber superado los 65 años de edad se podría intentar, pero el caso se complica y habrá que acudir con absoluta seguridad a los tribunales de justicia siempre que podamos demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

Si estás interesado en la jubilación anticipada por coeficientes reductores por discapacidad, aunque te hayan reconocido una discapacidad del 65 % en la edad adulta, podemos luchar para que te sea reconocido ese grado de discapacidad desde el momento en que te fue diagnosticado el síndrome postpolio, pudiendo anticipar la jubilación hasta los 52 años, aproximadamente.

Aquí tienes más información sobre jubilación anticipada por enfermedad crónica.

¿Están obligados a adaptar mi puesto de trabajo si estoy afectado del síndrome postpolio y lo comunico en mi empresa?

El Real Decreto de marzo de 2019 trata sobre la adaptación del puesto de trabajo e insta a hacer un esfuerzo para que las personas que sufren una determinada enfermedad (en este caso, síndrome postpolio) traten de obtener mejoras en sus puestos de trabajo en términos de flexibilidad horaria, teletrabajo, adquisición de herramientas tecnológicas, mayor luminosidad, etc., pero la realidad es que se trata de un terreno resbaladizo.

En estas circunstancias se abre un espacio de diálogo con el empresario que debe demostrar que ha realizado sus máximos esfuerzos para acometer dicha adaptación, pero no significa que para ello deba hipotecar, por ejemplo, su viabilidad financiera.

Por este motivo, lo mejor es hacer un análisis pormenorizado de las necesidades y de las posibilidades de la empresa para tratar de llegar al mejor escenario posible para el empleado acorde con las posibilidades de la empresa.

Si padezco síndrome postpolio, ¿puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social dice exactamente que puedes hacerlo siempre y cuando tu nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad.

Si tienes una total no hay problema. Lo único que no puedes hacer es desarrollar las mismas tareas que hacías en el trabajo que desarrollabas cuando te dieron la incapacidad laboral.

Pero en el caso de la absoluta o la gran invalidez, la experiencia nos dice que puedes hacerlo únicamente en centros especiales de empleo que, efectivamente, cumplan con estos requisitos y, además, realizando obviamente los trámites adecuados ante la Administración para compatibilizar pensión por incapacidad laboral y nuevo empleo.

¿Qué pasa si soy discriminado por tener síndrome postpolio? ¿Puedo denunciarlo?, ¿cómo debería proceder?

Claro que puedes denunciarlo. Además, debes hacerlo para tratar de que no les suceda a otros en el futuro. Dependiendo del tipo de discriminación a la que hayas sido sometido, el procedimiento y el organismo es diferente, desde Instituciones Públicas como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, etc., pasando obviamente por llevar al infractor ante los tribunales de justicia.

¿Qué hago si me están acosando en el trabajo para que me vaya al haberse enterado de que tengo síndrome postpolio?

El acoso laboral es otro tipo de discriminación que, además, dependiendo del grado, puede incluso estar tipificada como delito penal.

Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todo el material del que dispongas (emails, grabaciones, testimonios, etc.) para, a continuación, ponerlo en manos de un abogado especialista en acoso laboral que te ayude a poner fin al hostigamiento y te proteja dentro de tu entorno laboral.

ASOCIACIONES CON LAS QUE COLABORAMOS

En Fidelitis colaboramos y prestamos cobertura jurídica a las principales asociaciones españolas del síndrome postpolio.

Si necesitas ayuda o quieres que intercedamos por ti, contacta con nosotros en consultas@fidelitis.es facilitándonos tus datos personales y tu localidad.

¿Quieres saber más sobre otras enfermedades que pueden causar incapacidad laboral permanente o discapacidad?