Abogados Ley de Segunda Oportunidad

Benefíciate de la Ley de Segunda Oportunidad

¡Cancela tus deudas y empieza de cero!

Y, además, ahora que lo estás pasando mal, no tienes que pagarnos ni un euro.

Muchos de nuestros clientes llegan a nosotros agobiados por sus deudas y buscando información y asesoramiento legal para poder salir de esa complicada situación. Algunos de ellos ya habían intentado antes negociar con sus acreedores, pero el resultado había sido infructuoso. Los acreedores no suelen caracterizarse por ser comprensivos y compasivos; antes al contrario, suelen poner a empleados con instrucciones muy claras y precisas de recuperar todo el dinero posible sin escuchar a la persona que ha adquirido las deudas. Unas veces esas deudas son debidas, quizás, a malas decisiones; otras veces vienen motivadas por situaciones injustas. Con independencia del motivo, el acreedor no te escuchará. Sólo te presionará para que pagues.

Hasta ahora, si tenías una empresa, podías minorar la deuda e incluso cancelarla. Sin embargo, si eras un particular o autónomo, poco podías hacer al respecto; incluso podías quedarte con deudas y embargos perpetuos, impidiendo poder volver a rehacer tu vida sin cargas financieras impagables.

Si tienes problemas económicos y quieres librarte de tus deudas de una vez por todas de manera totalmente legal, estás en el lugar adecuado. Nuestros abogados especialistas en Ley de Segunda Oportunidad te guiarán durante todo el proceso.

¿POR QUÉ CONFIAR EN NOSOTROS?

Cancelación de deudas

Especialistas en deudas

Estamos especializados en cancelar deudas a particulares, familias y autónomos, siendo un referente a nivel nacional. Nos avalan más de 500 asociaciones e instituciones provinciales y nacionales con las que colaboramos. Ver entidades colaboradoras.

Garantía de éxito

Garantía de éxito del 100%

Como abogados de impagos, contamos con una dilatada experiencia en negociar las deudas con el acreedor y obtener una reducción de la misma. Solucionamos deudas judiciales y extrajudiciales. ¡Déjanos recuperar tu solvencia económica y te devolveremos la estabilidad financiera!

Honorarios transparentes y a éxito

Honorarios transparentes y a éxito

Otros despachos de abogados te prometerán grandes porcentajes de éxito, pero empezarán por cobrarte una cuota mensual. Nosotros, en cambio, trabajamos a éxito. En Fidelitis estamos tan convencidos de que vamos a exonerar total o parcialmente tus deudas que no te vamos a pedir que nos abones ninguna cuantía inicial.

Trato personalizado

Trato personalizado

Nuestros abogados especialistas en cancelación de deudas te asesorarán y te acompañarán desde el primer día. Te mantendremos informado en todo momento del estado de proceso de exoneración de tus deudas.

Compromiso transparecia

Compromiso, seriedad y transparencia

Contamos con excelentes abogados especialistas en derecho bancario con muchos años de experiencia asesorando a particulares y autónomos sobre temas bancarios, concursales y civiles.

Informe de viabilidad gratis

Informe de viabilidad gratuito

Nuestro equipo compuesto por los mejores abogados en Derecho Financiero, economistas y auditores expertos en la tramitación de la Ley de Segunda Oportunidad analizarán la viabilidad de tu caso y te enviarán un informe. Todo ello de forma totalmente GRATUITA.

A diferencia de muchos otros abogados que sólo se limitan a liquidar deudas privadas (préstamos, tarjetas de crédito, créditos revolving, etc.), en Fidelitis también podemos ayudarte a cancelar tu deudas públicas, con la Seguridad Social y Hacienda.

LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

¿Has oído hablar de la Ley de Segunda Oportunidad? Con ella puedes lograr que tu deuda desaparezca por completo y para siempre. En Fidelitis comenzaremos el proceso en tu nombre y gestionaremos el cumplimiento cada uno de los requisitos que marca esta Ley. Además, te ofrecemos un informe previo sobre la viabilidad de tu caso.

Cuéntanos tu situación y nuestros expertos te lo facilitarán sin ningún compromiso.

Si no puedes hacer frente a tus compromisos de pago, la legislación te ofrece diversos mecanismos para salir de esa situación: desde la renegociación de plazos e importes de la deuda hasta la exoneración total de la misma a través de la Ley de Segunda Oportunidad.

¿CÓMO FUNCIONA LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Acuerdo extrajudicial

1 Acuerdo Extrajudicial

Se intenta llegar a un acuerdo con los acreedores.

Concurso de acreedores

2 Concurso de acreedores

Si no es posible el acuerdo, se acude al Juzgado y se liquidan los bienes.

Exoneración de deudas

3 Condonación de las deudas

En el Juzgado se solicita la exoneración de la deuda, que queda extinguida.

¿Te has visto afectado por un ERTE?

¿Quieres reunificar tus deudas sin endeudarte aún más?

¿Los bancos no te ofrecen ninguna solución?

¿No puedes hacer frente a tu hipoteca?

¿Tienes varios créditos y no llegas a fin de mes?

¿Has entregado el piso al banco y te ha quedado una deuda?

¿Has contraído una deuda con la Seguridad Social?

¿Te están embargando la nómina por impagos?

Si te reconoces en cualquiera de estas situaciones, ¡en Fidelitis podemos ayudarte!

Escríbenos o llámanos y analizaremos tu caso en profundidad.

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN DEUDAS BANCARIAS

Nadie quiere contraer deudas y, sin embargo, en algunas ocasiones resulta muy difícil librarse de ellas. Ya sean de tipo personal, porque tu economía doméstica atraviesa un mal momento, o de índole empresarial, porque tu negocio que se ha visto afectado por la crisis, tenemos la solución ideal para ti.

Nuestros abogados especialistas en deudas estudiarán tu caso, te asesorarán y negociarán las condiciones de tus deudas y te representarán en los tribunales.

¿Qué podemos hacer por ti?

  • Asesoramiento general sobre la situación financiera de personas físicas o jurídicas.
  • Plan legal sobre cómo abordar la situación evitando las consecuencias más complejas.
  • Representación ante los juzgados cuando existan pleitos relacionados con esas deudas.
  • Análisis legal de la documentación o nuevos contratos con financieras y bancos que te hayan ofrecido crédito para paliar la situación.
Abogados Ley Segunda Oportunidad

FAQS SOBRE LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

La Ley de la Segunda Oportunidad es una herramienta a disposición de particulares y autónomos que les ayuda a dejar atrás una mala situación económica por medio de la negociación de nuevas condiciones con los acreedores y, en última instancia, conseguir la cancelación de las deudas.

Este procedimiento está regulado por el Real Decreto Ley 1/2015, que permite al deudor abrumado por sus deudas renegociarlas o exonerarse de parte de las mismas.

Consta de dos fases principales: fase extrajudicial, en la que se plantean propuestas de pagos a los acreedores, y fase judicial, en la que el Juez determina la exoneración completa de tus deudas teniendo como límite máximo el plazo de 5 años.

A la Ley de Segunda Oportunidad pueden acogerse ciudadanos particulares y autónomos. El nombre se debe a que la cancelación de la deuda permite empezar desde cero a estos colectivos, que hasta 2015 debían hacer frente sí o sí al pago de sus deudas con todo su patrimonio, tanto presente como futuro.

Hasta esta ley, sólo las empresas contaban con un instrumento legal para solicitar la exoneración de sus deudas. Este mecanismo, pues, vendría a ser el equivalente de los procesos concursales y de bancarrota en empresas.

El mecanismo de la segunda oportunidad supone una excepción a la responsabilidad patrimonial universal del deudor prevista en el artículo 1.911 del Código Civil, al permitir la exoneración del pasivo insatisfecho siempre y cuando el deudor cumpla determinadas condiciones que permitan considerarle como deudor de “buena fe”.

El texto legal establece tres condiciones básicas que se deben dar para poder iniciar el proceso:

  1. Acreditar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que éste ya se ha liquidado.
  2. Las deudas totales no podrán superar en ningún caso los 5 millones de euros.
  3. La buena fe del deudor.

Para que un deudor sea considerado deudor de buena fe tiene que cumplir una serie de requisitos:

  • Haber tratado de alcanzar un acuerdo extrajudicial con los acreedores antes de iniciar el concurso.
  • En el caso de los autónomos, no haber sido declarado culpable en el concurso de acreedores.
  • También en el caso de los autónomos y emprendedores, no se podrá haber acogido a la Ley de Segunda Oportunidad en los 10 años anteriores.
  • Que no haya sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.
  • Que no haya rechazado una oferta de empleo “adecuada a su capacidad”.

El primer paso es intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con la empresa, banco o entidad financiera. En caso de fallar esta negociación se activará la vía de la Ley de Segunda Oportunidad.

El acuerdo extrajudicial estará tutelado por un Notario y será este quien designe un mediador concursal. Para que el acuerdo prospere, el deudor deberá proponer un plan para hacer frente a sus deudas en función de su capacidad económica con un calendario de pagos de hasta 10 años.

En caso de no haber acuerdo, se entrará en la fase de concurso consecutivo (judicial) en la cual el juez podrá perdonar hasta el 100% de la deuda.

La Ley de Segunda Oportunidad no elimina todas las deudas. No se cancelan las deudas por alimentos,  las deudas nuevas que se hayan generado ni las deudas hipotecarias. En el caso de las deudas hipotecarias hay una excepción, pues si una vez vendida (o subastada) la vivienda sigue quedando cantidad restante de la hipoteca, esa cantidad SÍ podrá ser exonerada por el juez.

Respecto a las deudas con Hacienda y Seguridad Social, después de la ST del Tribunal Supremo de julio de 2019 existe una parte de esas deudas que pueden ser condonadas.

Las deudas desaparecerán de forma efectiva una vez hayan transcurrido 5 años. Durante este período, no se tendrán que pagar, pero es el plazo que se estipula para que se pueda revisar el caso, si los acreedores lo solicitan (podrían hacerlo, por ejemplo, si se sospecha que el deudor no ha obrado de buena fe).